ESdiario
ÚLTIMA HORA

Carlos Alcaraz reedita su victoria en Wimbledon tras apalear a Novak Djokovic en tres sets (6-2, 6-2, 7-6)

Y ahora "hierven" los teléfonos: el Gobierno que preparan Sánchez y Díaz

Aseguran los suyos que el número de ministerios se va a reducir y que, como sucedió con Podemos, el presidente reservará carteras a Sumar, para ser ocupadas por los nombres que le dé Yolanda

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Investido ya presidente, Pedro Sánchez ultima su Gobierno que, según fuentes del Palacio de la Moncloa, quiere dar a conocer este fin de semana, casi con toda probabilidad el domingo. De acuerdo con estas mismas fuentes, el presidente no ha soltado prenda, por ahora, de nombres con los que cuenta y con los que va a dejar a contar, aunque sí han trascendido algunas de las líneas maestras por las que se va a guiar.

Sánchez quiere caras nuevas y energías renovadas, ante una legislatura que se presenta movida y llena de peligros y de socios peligrosos, desde el punto de vista de la estabilidad.

Aseguran los suyos que el número de ministerios se va a reducir y que, como anteriormente sucedió con Podemos, el presidente reservará carteras para Sumar, para ser ocupadas por los nombres que le dé Yolanda Díaz, su vicepresidenta, que según todos los indicios mantendrá la cartera de Trabajo y, probablemente, incorpore alguna más.

En este punto, el nombre del eurodiputado Ernest Urtasun, que fuera el portavoz de Sumar en la campaña electoral que desembocó en las elecciones del 23J, suena con fuerza como parte de la cuota, que le tocará a la izquierda a la izquierda del PSOE y que aún está por determinar.

Ernest Urtasun se perfila como el hombre fuerte de Yolanda Díaz en el nuevo gobierno de Sánchez.

De la presencia de Podemos, la vicepresidenta Yolanda Díaz no quiere ni oír hablar. De hecho, hace meses que le comunicó a la todavía ministra y líder de Podemos, Ione Belarra, que no contaría ni con ella ni con la responsable de Igualdad, Irene Montero. En todo caso, los nombres de los agraciados con la cartera ministerial, le serán dados a Sánchez por Yolanda Díaz y este se limitará a firmar el decreto con sus nombres.

Ni siquiera les llamará para comunicarles el nombramiento, según aseguran fuentes monclovitas, que añaden “como tampoco ocurrió en 2019, cuando fue Pablo Iglesias quien comunicó a los seleccionados para ocupar carteras, que serían ministros”.

Suena con fuerza el nombre de Mónica García, la actual líder de la oposición en la Comunidad de Madrid y si no suena el de Ada Colau, es porque ella misma se ha ocupado de autodescartarse

Por esta misma regla de tres, los consultados añaden que “tampoco está previsto que el presidente llame a ninguno de las ministras salientes de Podemos”. No habrá, por tanto, palabras de agradecimiento ni para Montero ni para Belarra, que ya saben que no hay lugar ni para ellas, ni para Podemos en el futuro Ejecutivo de Sánchez.

Se habla insistentemente de las incorporaciones de Óscar López, hasta ahora jefe de gabinete del presidente, e incluso de la de otro de sus asesores monclovitas, Antonio Hernando

Suena con fuerza el nombre de Mónica García, la actual líder de la oposición en la Comunidad de Madrid y si no suena el de la exalcaldesa de Barcelona, Ada Colau, es porque ella misma se ha ocupado de autodescartarse recientemente.

En la parte socialista, por lo que comentan e interpretan sus asesores, hay ciertos nombres “intocables” en el gabinete de Sánchez, que son, además del de Yolanda Díaz, el de las otras dos vicepresidentas, Teresa Ribera, que sigue gozando de toda la confianza de su jefe en el Gobierno y Nadia Calviño, que podría mantenerse en la vicepresidencia a la espera de que se materialice o no su nombramiento al frente del Banco De Inversiones Europeas (BEI).

María Jesús Montero y Félix Bolaños, dos fijos para continuar en el entorno cercano de Sánchez.

La titular de Hacienda, María Jesús Montero, es otra de las afortunadas, según aseguran sus compañeros de partido y de Gobierno. No parece que vaya a cambiar de cartera, ni a salir del Gobierno, como tampoco lo hará el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, con el que Sánchez cuenta para que siga engrasando conversaciones y acuerdos con los socios independentistas.

El nombre del eurodiputado Ernest Urtasun, que fuera el portavoz de Sumar en la campaña electoral, suena con fuerza como parte de la cuota, que le tocará a la izquierda a la izquierda del PSOE y que aún está por determinar.

Se habla insistentemente de las incorporaciones de Óscar López, hasta ahora jefe de gabinete del presidente, e incluso de la de otro de sus asesores monclovitas, Antonio Hernando, que lleva dos días esquivando las preguntas de los periodistas en este sentido.

De hecho, para Hernando, que ya fuera portavoz parlamentario en su día, se habla también de una posible vuelta a la portavocía del Grupo Parlamentario, en sustitución de Patxi López.

Robles y Albares en la casilla de continuidad

Tanto la ministra de Defensa, Margarita Robles, como el titular de Exteriores, José Manuel Albares, son de los que aparecen en la casilla de la continuidad en el Ejecutivo en casi todas las quinielas, pero a partir de ahí, todos los demás son susceptibles de despedirse del Gabinete de Sánchez, bien sea porque son relevados, o bien porque el ministerio del que son titulares desaparece o se solapa con otro de los ministerios ya existentes.

Sánchez quiere caras nuevas y energías renovadas, ante una legislatura que se presenta movida y llena de peligros y de socios peligrosos, desde el punto de vista de la estabilidad.

tracking