| 23 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

De la “baraka” al as en la manga de Sánchez

No hay un atisbo de crítica hacia la aparente jugada de alto riesgo de Sánchez en su círculo más cercano ni tienen una versión del desenlace y las posibles contrapartidas al independentismo

| Esther Jaén Opinión
 
 

Decían de José Luis Rodríguez Zapatero sus contemporáneos y colaboradores en el partido que tenía “baraka” (suerte, fortuna o gracia divina, en árabe). También lo dijeron durante mucho tiempo de Felipe González. Y, en cierto modo, la suerte les sonrió durante mucho tiempo -al uno menos que al otro- y ambos lograron salir de situaciones aparentemente imposibles en más de una ocasión, gracias a lo que propios y ajenos atribuyeron a esa “baraka”.

En la actualidad, son legión también quienes consideran que Pedro Sánchez goza de  esa misma bendición, para disgusto de muchos otros. Sin embargo, más que “baraka”, lo que el entorno de Sánchez - que asegura verlo relajado y tranquilo ante las negociaciones para su posible investidura- piensa a falta de información veraz es que el presidente del Gobierno tiene “un as en la manga” y que lo jugará cuando corresponda.

 

La mayoría de los que se consideran dentro del círculo de confianza del presidente del Gobierno, tienen algo de información, apenas un esbozo de la negociación, pero este diario, pese a la insistencia y a la considerable cantidad de “cercanos al presidente Sánchez” consultados, no ha logrado dar con uno que tenga claro: a.- una versión global del desenlace final y las posibles contrapartidas y b.-un atisbo de crítica hacia la aparente jugada de alto riesgo y mayor voltaje de Pedro Sánchez.

De críticos está el socialismo lleno, especialmente aquellos que fueron jóvenes socialistas con Felipe González y hoy son considerados, en el mejor de los casos, jarrones chinos, que hay que conservan por su incalculable valor, pero que, siendo francos, son un estorbo. Pero esos se dan por descontados en el entorno de Sánchez.

Lo que lleva entre manos

Vayamos por partes y hagamos una reconstrucción de lo que parcialmente va soltando cada cual sobre lo que el presidente se lleva entre manos (que, por otra parte a ninguno de los consultados le merece un reproche, aunque muchos contengan la respiración ante tamaña osadía): presentada la propuesta de amnistía de Sumar, el sentimiento es prácticamente unánime. Consideran el texto “inaceptable”, “inasumible” o “inviable”.

Con respecto al referéndum de autodeterminación, la respuesta unánime es “ni hablar” y “los independentistas saben que no hay nada que hacer”

No se puede sostener que el Estado español no actuó debidamente contra los protagonistas del 1-O. Repiten la palabra “generosidad” y esperan -sin demasiada fe- un mínimo compromiso por el lado de los “afortunados”, por lo menos, para que no vuelvan a entonar el “Ho tornarem a fer” (Lo volveremos a hacer). Con respecto al referéndum de autodeterminación, la respuesta unánime es “ni hablar” y “los independentistas saben que no hay nada que hacer”.

Sin agua en la piscina

El caso es que no se dan por enterados. Visto así como lo exponen, no parece que haya agua en la piscina de la legislatura cuyo Gobierno aspira a presidir Sánchez. Tal vez por ello son varios los socialistas que apuntan que su líder está tratando de hacer partido y sacar músculo, semana a semana, agrupación por agrupación y mitin a mitin… por si hay que repetir elecciones.

Sin embargo, todos y cada uno de ellos concluyen sus particulares análisis asegurando que confían plenamente en las gestiones de su líder Sánchez y en su proverbial baraka, pero hay quienes, además, afirman que el presidente del Gobierno tiene un as en la manga, que probablemente llegue a través de una decisión europea, bien poco antes o bien inmediatamente después de tramitada esa “amnistía” a la que vaya usted a saber cómo bautizarán.

 

¿Tal vez sea una decisión de la Justicia europea criticando o enmendando la condena a los implicados en el 1-O por pena excesiva lo que espera Sánchez le llegue de forma exprés? Cri cri cri… sólo lo sabe Sánchez y quienes negocian directamente con él (Oriol Junqueras y probablemente en breve Carles Puigdemont). Las comisiones de trabajo, mientras, son un gran entretenimiento para la prensa…