| 06 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Mario Draghi
Pedro Sánchez y Mario Draghi

Draghi no se sabe el nombre de Sánchez y le llama así con él delante y mudo

A pesar de los intentos de Sánchez por lograr repercusión internacional con el Falcon, el presidente italiano se ha olvidado de su nombre y certifica su fracaso “propagandístico”

| Mr. Meme Opinión

Pedro Sánchez lleva varias semanas empeñado en autoproclamarse “salvador de la Unión Europea” intentando cambiar le sistema que fija los precios de la luz en el continente. Un sistema que fija el precio del megavatio hora con el del gas, algo que incrementa los precios tras la subida de éste por la invasión de Rusia en Ucrania. 

La propuesta de Sánchez es la de desligar estos dos componentes del sistema de precios, lo que se supone que bajaría el conjunto de ambas facturas. Pero Alemania o Austria, fuertemente dependientes del gas ruso y contrarios a la intervención del mercado, se han negado rotundamente. 

Pero este desprecio a Sánchez ha culminado esta semana con uno de los países que se supone que sí apoyan la propuesta del presidente del Gobierno de España: Italia. En una visita oficial al país, Sánchez se ha reunido con el presidente Mario Draghi, en donde, según dice Moncloa, han cerrado filas entorno a la propuesta. 

Sin embargo, la palabra de Sánchez podría no ser la que más se ajuste a la realidad, sobre todo porque las pretensiones de Moncloa queriendo vender al presidente como líder de un movimiento europeo que busca bajar el precio de la luz se han caído como un castillo de naipes al terminar la comparecencia entre ambos presidentes. 

Fue en ese momento cuando, tras las palabras de Sánchez ante los medios de comunicación, el presidente italiano ha soltado un: “Gracias, Antonio”, en referencia a Pedro Sánchez. ¿Cómo pueden creerse los españoles que su presidente está liderando la bajada de precios del gas en Europa si el país que se supone que es su principal apoyo tiene un líder que no se acuerda ni del nombre de Sánchez?

Lo mejor de todo, como suele pasar en estos casos, han sido las bromas que han salido de este desplante diplomático que hunden a Sánchez en la más profunda irrelevancia internacional. Aunque ya debería de estar acostumbrado, después de que el presidente ucraniano todavía no haya respondido a la petición del Gobierno de intervenir en el Congreso de los Diputados o de los numerosos desplantes del presidente de EE.UU, Joe Biden, dejando de lado a Sánchez en sus reuniones internacionales.