| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Soja texturizada Mercadona: Así es el producto sostenible de moda
Soja texturizada Mercadona: Así es el producto sostenible de moda

Esta es la soja texturizada de Mercadona que triunfa en la sección Eco

Descubre cómo la soja texturizada es una de las mejores formas de reducir el consumo de carne y optar por las alternativas más saludables

| Redacción Sostenibilidad

La soja texturizada Mercadona es uno de los top ventas de la cadena valenciana. Esto es todo lo que debes saber sobre esta proteína vegetal tan reconocida en los supermercados. 

Dentro de los productos ecológicos Mercadona encontrarás la soja texturizada, entre otros. Se trata de uno de los alimentos fundamentales para los vegetarianos y veganos. Gracias a su presencia, podrás sustituir un montón de alimentos proteicos de origen animal.

Si nunca has oído hablar de él, esto es todo lo que debes saber antes de comprarlo.

 

 

La soja texturizada de Mercadona

La soja texturizada de Mercadona puede emplearse para hacer hamburguesas o albóndigas caseras con una textura similar a la de la carne. También es uno de lso alimentos ideales para preparar ricos platos sazonándola y usándola en guisos, fajitas, con verduras o arroces y demás.

51g de proteína por cada 100g de producto. Sin duda, unos datos que no consiguen muchos otros alimentos de origen animal. Es una fuente altísima de proteínas que le aportará a tu cuerpo todo lo que necesitas.

Su precio es asequible, de 1,50 euros por cada bolsa de 250 gramos. Permite que, cualquier persona, sea vegetariana o no, pueda experimentar y cocinar un producto vegano y sin gluten, que aporta tanto beneficios para la salud.

 

 

Cómo se produce la soja texturizada

La proteína de soja texturizada se creó a raíz del aceite de soja, una legumbre que tiene más de 5.000 años de antigüedad. El modo de obtención es de lo más curioso.

Con la ayuda de una prensa de alta presión extrusora, la grasa se separa de la soja previamente calentada. En ocasiones, se le añaden productos químicos como hexano o cloruro de sodio. En el caso de la soja texturizada eco, estos productos no existen.

Una vez retirado el aceite, se pulveriza y lo que queda es el resultado de una harina o pasta que tiene un alto porcentaje de proteínas.

La materia que se obtiene del proceso tiene forma de copos, pepitas, trozos o incluso tiras. Una vez fría, se convierte en un producto increíblemente resistente, fibroso y duro. Por ello, para su consumo, es necesario rehidratarlo.

La soja texturizada se vende envasada y deshidratada, sin sabores de ningún tipo ni sustancias ni especias añadidas. Su precio oscila en los 6 euros el kilo, aunque varía en función de la marca y establecimiento.

Soja texturizada mercadona: Todo lo que debes saber 

 

Qué beneficios tiene la soja texturizada Mercadona

Algo que debes tener en cuenta cuando optes por comprar soja texturizada Mercadona es el valor nutricional. Son datos importantes a tener en cuenta si buscas cuidar tu alimentación.

Valores nutricionales por 100 gramos de soja texturizada:

  • 364 kcal
  • 4 gramos de grasas, de los cuales 0,6 gramos son saturadas
  • 30 gramos de carbohidratos
  • 4 gramos de fibra
  • 50 gramos de proteína
  • 0,04 gramos de sal.

Como ya sabes, se trata de un super alimento deshidratado, por lo que posee un bajo contenido en agua y una concentración de nutrientes en la que podrás encontrar el fósforo, el calcio, las vitaminas del tipo B y un aporte en hierro considerable. Además, cuenta con las isoflavonas, las cuales cumplen una función antioxidante en el organismo.

Por tanto, estos son algunos de los beneficios de la soja texturizada:

  • Gracias a su riqueza en proteínas y fibra, es un alimento saciante, con pocas calorías y grasas, por tanto, es ideal para aquellas personas que deseen mantener la línea o reducir su peso.
  • El reemplazo de proteínas de origen animal acelera la reducción del colesterol en sangre, así como también podría ser óptimo para revertir dislipemias en el organismo.
  • La soja y sus derivados son un alimento de gran ayuda para cuidar la salud cardiovascular y mantener un funcionamiento idóneo del organismo.
  • La proteína vegetal texturizada tiene un precio asequible, apto para cualquier bolsillo. 
  • La soja texturizada Mercadona tiene una vida útil de, aproximadamente, un año.
  • No necesita congeladores ni cámaras frigoríficas.
  • Si la hidratas mucho, puede ser conservada en la nevera, en un recipiente herméticamente cerrado, durante tres o cuatro días.
  • Se enriquece con vitaminas, minerales y otros suplementos para aportar una nutrición equilibrada.
  • Proporciona una textura similar a la carne.
  • Se exponen menos a las bacterias, en comparación con las carnes de origen animal.
  • Se les puede añadir todo tipo de colorantes y aromatizantes.

 

Cómo se prepara y se hidrata la soja texturizada Mercadona

Tal y como mencionamos en este artículo, la soja texturizada suele comercializarse deshidratada, por lo que es necesario hidratarla previamente en cualquier líquido, para que adquiera una consistencia adecuada.

Como verás, se trata de un producto insípido, con el que podrás experimentar en la cocina y aportarle el sabor que tú quieras para acompañar tus platos. El proceso es muy sencillo, por lo que solo necesitas depositar la soja en un recipiente hondo y cubrirla con el doble de agua en volumen.

Tras 15 minutos estará a punto. Si lo que deseas conseguir es sabor durante esa hidratación, siempre puedes añadir agua para que adquiera sabor mientras reposa. 

Una vez termines con el proceso de hidratación, la soja se pasa por un colador y se deja escurrir. Una vez eliminado el exceso de agua, comprueba que la soja texturizada Mercadona se encuentra con una consistencia blanda, porosa y fibrosa, similar a la carne. 

Condimenta como más te gusten, dado que se trata de un producto de lo más versátil que puedes sustituir por la carne fácilmente.