| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

La ciudad de Teruel recicla 15 kilos de vidrio por habitante al año

Una campaña llevada a cabo por Ecovidrio muestra signos de éxito al reciclar en plena época navideña hasta el 20% de todos los residuos de envases de vidrio del año.

| Carlos Nieva Sostenibilidad

El Ayuntamiento de Teruel apuesta por el reciclaje para luchar contra el cambio climático, y por ello, llevan a cabo junto a Ecovidrio, una campaña de sensibilización para concienciar a los habitantes sobre la importancia del reciclaje de envases de vidrio durante las celebraciones de Navidad. Entre los datos aportados por el gerente de Ecovidrio en Aragón, Oscar Acedo, destaca que la media de reciclado de cristal es de 15 kilos por habitante al año en la ciudad, lejos de la media estatal de 19.

Ecovidrio ha instalado este martes en la Plaza del Torico un árbol navideño de cuatro metros de altura formado por 64 miniglús que estará en la localidad hasta el jueves 22 de diciembre. En la presentación de la iniciativa ha estado presente la alcaldesa, Emma Buj, que ha hecho un llamamiento a la concienciación de los turolenses para reciclar los envases de cristal, especialmente en las fechas navideñas, donde se realiza un alto consumo de estos elementos.

El vidrio que se deposita en los contenedores se recicla al 100% y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales. Según los últimos datos disponibles correspondientes a 2021, los ciudadanos de Teruel reciclaron un total de 532.880 kilogramos de envases de vidrio. Esto supone que cada ciudadano recicló una media de 14,8 kilogramos de vidrio, frente a los 19 de media estatal.

Reciclar vidrio es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático, y así lo hacen saber en Teruel. Al usar vidrio reciclado en la fabricación de nuevos envases se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, evitando la erosión de los suelos y la deforestación de nuestro entorno. Además, se minimiza la emisión de CO2 en el proceso de fabricación, se ahorra energía y evitamos el crecimiento de los vertederos.