| 28 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Campaña censurada por el Ayuntamiento de Valencia
Campaña censurada por el Ayuntamiento de Valencia

Ribó censura la campaña provida que tanto irrita a Irene Montero

Ataque a la libertad de expresión del Ayuntamiento de Valencia: retira la campaña de la ACdP mientras da a dedo 25.000 euros a la plataforma catalanista que persigue a docentes y comercios

| E. M. Edición Valencia

La libertad de expresión para el Ayuntamiento de Valencia que preside el alcalde Joan Ribó de Compromís con sus socios del PSOE parece que depende de si a ellos les gusta o no una campaña de publicidad según su ideología. Es lo que ha pasado esta semana en la que el Ayuntamiento ha vetado la campaña de publicidad provida de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) mientras sigue dando subvenciones a entidades atalanistas.

En concreto, la ACdP ha iniciado una campaña publicitaria en de 33 ciudades españolas a contra la reforma del Código Penal y de la Ley del Aborto que quiere prohibir concentraciones delante de clínicas abortistas. La campaña, que usa el potente lema ‘rezar delante de una clínica abortista está genial’ y alerta de que “este mensaje podría ser cancelado por la inminente reforma de la ley del aborto” defiende el derecho a protestar ante estas clínicas. 

La campaña, que se ha visto en otras ciudades como Madrid, ha irritado a la ministra de Igualdad, Irene Montero, que calificó de “acoso” el ir a rezar ante una clínica abortista. El Ayuntamiento de Valencia parece que no quiere molestar a la ministra y ha retirado esta campaña según denuncia la ACdP, que lo ha calificado como “un ataque contra la libertad de expresión”.

Y mientras se censuran las campañas que ideológicamente no gustan a Compromís y PSOE, se sigue regando de dinero a entidades catalanistas e independentistas como Plataforma per la Llengua, famosa por sus campañas para perseguir y señalar a los docentes o los comercios que no usan el catalán. Ribó ha modificado el plan de subvenciones para dar ayudas a dedo de 25.000 euros a la entidad catalanista en 2022, una actitud que sigue con la estrategia de promoción de los ‘paisos catalans’ desde las instituciones valencianas.