| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Calle de Ruzafa vacía de coches con la zona naranja
Calle de Ruzafa vacía de coches con la zona naranja

Ribó defiende dejar Ruzafa sin aparcamiento pese al caos de la zona naranja

El alcalde respalda la medida aunque sólo se han dado 300 tarjetas de residentes para 1.377 plazas y la gente no puede aparcar con calles enteras vacías entre críticas e indignación

| E. M. Edición Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha defendido la zona naranja y verde en el barrio de Ruzafa (o Russafa) que ha dejado la estampa curiosa de calles enteras vacías sin aparcar ni un coche entre la indignación y la crítica de los que visitan el barrio y los propios residentes, que no disponen la mayoría de tarjeta para poder aparcar en la zona por el bloqueo y retraso del Ayuntamiento. 

Joan Ribó justifica la implantación de la zona naranja en Ruzaafa / Russafa ya que ha considerado que es "importante que los vecinos puedan aparcar en un barrio que tenía un problema en este sentido". Sin embargo, el alcalde olvida que muchos de esos vecinos no pueden aparcar porque el Ayuntamiento no les ha dado la tarjeta para ello, lo que está provocando una enorme irritación.

 

El alcalde de Valencia ha invitado a quienes acuden al barrio de Ruzafa a que lo hagan "en transporte público, ahora que están las líneas nocturnas". También ha admitido que si hay que realizar "alguna rectificación o corrección, se hará" pero ha considerado que esta es una "idea correcta" en materia de movilidad sostenible.

Los visitantes del barrio, ya sea por motivos de trabajo, recados u ocio, critican la medida que ha dejado las plazas vacías sin poder aparcar, señalando que al final “sólo van a hacer el agosto los parkings privados” y que ahora se encuentran con enormes dificultades si necesitan dejar el coche un momento por cualquier necesidad. La zona naranja y verde en sus primeros días no ha contentado ni a vecinos, la mayoría aún sin tarjeta para poder aparcar, ni a visitantes a Ruzafa, que ven como es imposible aparcar pese a haber calles enteras vacías.