| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Ribó, un alcalde cansado

Su único acierto ha sido sacar las bicicletas a la calle y peatonalizar, aunque con poco gusto, algunas calles y plazas

| Fernando Ferrando Edición Valencia

Ribó es un alcalde cansado de serlo. En realidad, siempre lo ha estado. Su objetivo era echar a Rita y una vez lo hizo, se quedó sin programa. Acostumbrados a Rita, que cuando hablaba de Valencia se le iluminaba la cara, Ribó es un alcalde triste que pone la misma cara cuando habla de Valencia que cuando baja la basura al contenedor.

Siete años después, la ciudad se ha hecho como él. Ha perdido su brillo, su empuje y su orgullo. Los árboles se caen, las tiendas de lujo (Louis Vuitton, Hermès…) echan el cierre, el comercio tradicional desaparece, jardines descuidados, calles sucias… Vino a hacer una ciudad para la gente, como si la de Rita fuese para los gatos, y ha acabado haciendo una empobrecida y sin personalidad.

Compromís ha quedado huérfano de madre (Mónica Oltra) y él sabe que no es momento para perder también al padre

Su único acierto ha sido sacar las bicicletas a la calle y peatonalizar, aunque con poco gusto, algunas calles y plazas. El precio ha sido dar la puntilla final a tiendas tradicionales y amargar la vida a quien necesita el coche para moverse. Por lo demás, sólo provocaciones a quienes no le votan para envalentonar a quienes sí lo hacen.

Pero Ribó es astuto y como buen comunista antepone los intereses de su partido a cualquier otra cosa. Compromís ha quedado huérfano de madre (Mónica Oltra) y él sabe que no es momento para perder también al padre. Por eso ha decidido tragarse sus palabras y volverse a presentar.

Que nadie se equivoque, mayor y cansado sigue siendo un duro rival.

Fernando Ferrando