| 16 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ford Almussafes.
Ford Almussafes.

Alemania declara la 'guerra' a Ford por la victoria de Almussafes

El gobierno alemán carga contra la fábrica de Almussafes y califican de "farsa" la concesión de la fabricación de coches eléctricos de Europa a la planta valenciana.

| Sonia García Edición Valencia

La victoria de Ford Almussafes frente a la alemana Saarlouis para convertirse en la fabricante de los coches eléctricos de Europa no ha sido bien recibida en Alemania. Pese a que la dirección de la compañía americana ha seleccionado a la planta valenciana por ofrecer varias ventajas a nivel técnico y competitivo, resultado del análisis y de un largo proceso de deliberación, el gobierno del Estado de Saarland considera que la decisión es una "farsa" y trata de descalificar a la planta valenciana.

El informe llevado a cabo por una consultora externa avala a Almussafes como la más flexible en cuanto a su plantilla, permitiendo alargar la jornada en 15 minutos. Sin embargo, políticos alemanes, que no han recibido bien la derrota, aprovechan la situación que atraviesa la plantilla para desacreditarla. La primera ministra Anke Rehlinger y el ministro de Economía Jürgen Barke apuntan a que la plantilla de Almussafes "está en mal estado".

Además, el documento en el que el fabricante de automóviles se ha basado para escoger a Almussafes destaca que la contención en los sueldos deja los salarios de la factoría valenciana un tercio más bajos que los de sus compañeros alemanes, por lo que los costes son menores, pero la primera ministra parece obviar esta cuestión y critica que "el grupo ha optado por la oferta económicamente peor".

El gobierno de Saarland ha descrito la decisión del fabricante de automóviles estadounidense contra la ubicación de Saarlouis como una "farsa".  "Después de todo lo que sabemos, podemos decir con confianza: la conclusión es que la ubicación de Saarlouis está claramente por delante. Esto da la impresión de que el proceso nunca fue justo" ha criticado el ministro de Economía Jürgen Barke. Por ello, el gobierno ha anunciado que seguirá luchando por los puestos de trabajo y espera de Ford una solución para revertir la situación que consideran injusta.

Así se pronunciaron representantes sindicales y dirigentes políticos después de una concentración espontánea en la que alrededor de 3.000 empleados de Ford Saarlouis salieron a las calles para protestar contra la decisión de la dirección de Ford. 

Por otro lado, acusan a la dirección de Ford de "mentir y engañar", según el presidente del comité de empresa de Ford, Markus Thal, y denuncian un "incumplimiento de palabra, mentiras, tácticas dilatorias, fracaso", ha lamentado Lars Desgranges, primer representante de IG Metall Völklingen. "Esto no es un funeral, es una declaración de guerra", ha sentenciado.