24 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Moncloa esconde a Illa de los rebrotes mientras Sánchez sopesa su nuevo destino

Salvador Illa, invitado "estrella" de un mitin del PSdG en la campaña gallega del 12-J.

Salvador Illa, invitado "estrella" de un mitin del PSdG en la campaña gallega del 12-J.

Los sondeos de Ferraz y del PSC avalan la candidatura del ministro de Sanidad para la catalanas de otoño. Y por si acaso, Moncloa ha decidido protegerle ante la segunda oleada del Covid.

Cuando Pedro Sánchez desmanteló el aparato dirigente del estado de alarma, con sus cuatro ministros delegados, tuvo especial empeño en subrayar que uno de sus hombres de confianza quedaba, en la sombra, al mando de la crisis de la pandemia del Covid: su ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Fue más allá el presidente al advertir que Illa asumiría de nuevo el mando único sobre los consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas, si un empeoramiento de la situación así lo aconsejaba.

Sin embargo, el titular de Sanidad sigue sin ponerse al mando de la crisis de los rebrotes -la portavoz de su departamento María José Sierra ya habló este jueves de "segunda oleada"- y apenas se deja ver más allá de su actividad ordinaria, como la reunión que mantuvo este jueves con los responsables autonómicos en el Consejo Interterritorial. Tras la que evitó comparecer ante los periodistas.

 

En buena parte del PSOE están convencidos de que Moncloa ha puesto en marcha hace ya semanas una especie de operación blindaje sobre Salvador Illa, uno de los pocos ministros que ha salido reforzado en sus sondeos internos en estos últimos cuatro meses. Para el CIS, el cuarto miembro del Gobierno mejor valorado.

De hecho, a muchos socialistas ha sorprendido el papel que Ferraz ha dado al titular de Sanidad en la reciente campaña de los socialistas vascos y gallegos el 12-J. Como de un invitado estrella se tratara.

 

Illa, invitado a la campaña del PSE, junto a Idoia Mendía.

 

Detrás de esta estrategia, en la que Illa se ha puesto de perfil en esta crisis de los rebrotes, están las próximas elecciones catalanas cuya convocatoria parece inminente. Y el día que Quim Torra anuncia la fecha, empezará la carrera electoral en unos comicios en los que el PSC piensa en dar la sorpresa. Los asesores de Sánchez subrayan la guerra civil entre Junts y ERC, la voladura total del espacio de la antigua Convergencia, y los síntomas de desinflamiento de Ciudadanos, ya sin Inés Arrimadas sobre el terreno.

Fuentes socialistas consultadas por ESdiario reconocen que la candidatura de Salvador Illa está "sobre la mesa". A cambio tal vez de una posible llegada de Miquel Iceta al Consejo de Ministros. Ya le ofreció Sánchez la presidencia del Senado en diciembre para sacarle de Cataluña pero Esquerra boicoteó la operación.

Los sondeos internos del PSC dan muy buenos resultados al ministro del coronavirus. En parte, por su capacidad de recuperar el voto del cinturón rojo de Barcelona que se fue a Ciudadanos en las pasdas elecciones. El ministro de Sanidad conoce bien ese voto decisivo del frente municipal, no en vano él fue alcalde de La Roca del Vallés desde 1995 a 2005.

Y más bazas a su favor. Conoce a la perfección la maquinaria electoral del PSC, ya que ha ejercido de Secretario de Organización con Iceta en estos últimos años. De momento, Sánchez no ha tomado una decisión que, en cualquier caso, será consensuada con Iceta. Hasta ese momento, eso sí, Moncloa ha decido "esconder" a su ministro estrella.

 

 

Comenta esta noticia