Entrenamiento en casa on line

Un poco de movimiento alegra nos ha permitido estos meses salir de la desidia

Desde que el pasado 13 de marzo se decretara el estado de alarma en España por la crisis sanitaria del coronavirus, la rutina diaria nos cambió de una forma drástica en todos los sentidos como una clase de pesadilla, en forma de película apocalíptica, en la que parecía que al final enfermaríamos.

 

Hay que decir que la vida sigue, continúa y tenemos que ver las posibilidades de que todo nuestro entorno sea feliz, a la vez que nosotros mismos transmitimos positividad, siempre y cuando no tengamos que preocuparnos de tantas personas enfermas y los problemas económicos, que son reales por desgracia.

 

Después de permanecer un largo periodo de tiempo la población confinada ya estamos en fase uno, ya hay más libertad de movimientos y esperamos que la actividad comercial se reponga, pero no a base de subir los precios de las cosas más mundanas, necesarias y básicas en nuestras vidas, como la alimentación, los servicios, el combustible y las energías, el IVA, el IRPF, etc. Porque ya estamos viendo que eso precisamente es lo que va a hacer el gobierno, incluso aunque tengamos nuestras vidas fastidiadas. Sin embargo, siguen en sus castillos de oro, con sus eternos privilegios saboreando el poder. No hay otra forma de recuperarse, sino exprimiendo a la prole como siempre.

 

Haciendo un ejercicio difícil de olvidarse de lo que nos viene encima, está científicamente demostrado que el deporte es beneficioso para el buen estado físico, psíquico y anímico de una persona: “Mens sana in corpore sano”, siempre realizado de forma progresiva y adecuada a las posibilidades de cada uno, claro está. Un poco de movimiento alegre que nos permita salir de la desidia.

 

Una buena forma hacer ejercicio que ha aumentado tras el cierre de gimnasios y áreas deportivas ha sido “el entrenamiento en casa on line”, adaptado a los materiales disponibles de cada uno. Un gran número de ayuntamientos ha puesto al alcance de sus habitantes sesiones virtuales gratuitas de sus técnicos deportivos municipales con diferentes niveles de dificultad, con gran participación por parte de sus usuarios.

 

Pues bien, otra forma que me propuso una amiga y pusimos en práctica es a través de una vídeollamada utilizando WhatsApp, que a priori tiene la mayoría de los españoles, con el máximo de cuatro participantes, y como alternativa para mantener la tan anhelada vida social y atenuar el distanciamiento emocional.

A través de la vídeollamada grupal mantenemos el contacto de amigos y familiares realizando una actividad en común, ejercitando nuestro cuerpo, a la vez que es divertidísimo, una forma de estar más en casa y no precipitarse a salir, y así activarnos en el hogar.

 

Es gratificante y motivador conectarse casi todos los días bajo la supervisión y planificación deportiva de una gran profesional como Alba Adalid, una joven llena de frescura, de fuerza y de personalidad, a la que nos gustaría parecernos, por su emergía positiva.

 

Es nuestro momento, nuestro espacio, nuestro tesoro, nuestra diversión… Un buen calentamiento da paso a jumping jacks, mountain climbing, burpees, planchas, sentadillas, zancadas, flexiones, fondos, terminando con estiramientos, dando paso a la imaginación, utilizando botellas de agua como pesas, utilizando las sillas del comedor, dando gritos de guerra como motivación…

 

Porque querer es poder, practiquemos deporte también en casa para combatir el estrés y para que tú cuerpo no se quede inerte. Sin lugar a dudas te encontrarás mucho mejor en el ánimo diario y como persona.

 

Benditos sean aquellos que nos hacen salir de la negatividad y bienaventurada sea la que representa el estandarte de las valientes. Agradecidas a esta deportista… y ya pensaremos en otro momento en esta grave crisis.

*Grupo EmeDdona. 

 

 

Comenta esta noticia