15 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas saca de quicio a Torra, que se hace la víctima: "Me está amenazando"

La dirigente de Ciudadanos muestra en un folio el número 155 en el pleno en la cámara catalana y el president, en un gesto patético, se hace el ofendido y vuelve a jalear a los radicales.



Inés Arrimadas le recordó lo obvio, que se juega la activación del 155, y Quim Torra reaccionó primero con victimismo y luego animando a la algarada del separatismo más radical en la calle, durante una sesión de control del Parlamento de Cataluña.

Durante la misma, el presidente de la Generalitat ha dejado claro que ni rectifica ni dar marcha atrás. Los Comités de Defensa de la República (CDR) tienen barra libre y luz verde para reventar Cataluña el próximo 21 de diciembre, fecha prevista para la celebración del Consejo de Ministros extraordinario en Barcelona.

En la sesión de la cámara regional, Torra ha ponderado el "éxito" de su viaje a Eslovenia y ha remarcado que "es la primera vez que me recibe un presidente de la UE". De ahí que atribuya la polémica sobre su apuesta por el conflicto a los avances en la "internacionalización de la causa justa de los catalanes".

"Nosotros garantizaremos como siempre la seguridad de todo el mundo, la libertad de expresión y de concentración", ha respondido Torra cuando la jefa de la oposición, Inés Arrimadas, le ha pedido que haga un llamamiento para evitar el colapso que anuncian los CDR y otros grupos en redes sociales para el 21-D.

En su turno de réplica, Arrimadas ha reprochado a Torra que no se digne a hacer un llamamiento para evitar las acciones previstas por sus patrocinados y ha destacado que la única garantía para la seguridad de los catalanes es la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Patético Torra

Arrimadas ha mostrado un folio con el número, lo que ha enervado a Torra, quien airado se ha levantado de su asiento y ha retado en tono pretendidamente a la dirigente de Ciudadanos: "¿Nos está amenazando? ¡Dígame si nos está amenazando! Porque sus palabras suenan a amenaza. Dejad de amenazarnos, porque -¿sabéis qué?-, los catalanes hemos perdido el miedo. Este país se ha hecho fuerte en la democracia y en la justicia. Estamos consiguiendo que la mayoría de Europa entienda la causa de los catalanes como una causa justa", ha ampliado Torra para acabar con una apelación al PSOE de tintes dramáticos: "No permitan que siga la injusticia, hay cuatro presos políticos, diputados y compañeros nuestros y suyos en huelga de hambre".

 

Torra ha contado con el apoyo de ERC, que lejos de desmarcarse como parecía en días anteriores, da su apoyo a la estrategia de la tensión. El portavoz del grupo republicano, Sergi Sabrià, ha asegurado que "la paciencia no es infinita y se nos está agotando".

Por su parte, el consejero de Interior, Miquel Buch, ha negado la dejación de funciones respecto a los Mossos y ha insistido en que los partidos de la oposición "están creando un relato de falsa violencia en Cataluña". Requerido por sus amenazas y las de Torra de purgar a los Mossos d'Esquadra, ha escurrido el bulto.

 

Comenta esta noticia
Update CMP