Crimen de Elda: La familia pide justicia y la acusada dice que fue un accidente

La Fiscal pide Prisión Permanente revisable para Alejandra G. P. y ella niega los hechos y argumenta que Dominique murió asfixiado porque se atragantó comiendo un trozo de jamón

Entre gritos de “asesina” y llantos de impotencia recibía la madre de acogida de Dominique a la acusada del crimen del niño de 8 años, asesinado por asfixia en agosto de 2017.

Alejandra G. P., de 33 años va a ser enjuiciada por un jurado popular como principal acusada de estrangular en un domicilio de Elda al hijo de acogida de su pareja sentimental.

La acusada ha llegado esposada en un coche de la Policía Nacional y a las puertas del edificio judicial le esperaba Cristina, amiga de la madre de acogida del pequeño Dominque.

 

La acusación, ejercitada por el Ministerio Fiscal y la acusación particular representada por Verónica, madre de acogida del menor, y por la Generalitat Valenciana, como institución de la que dependía Dominique, que vivía de acogida con la pareja de Elda.

La fiscalía pide para Alejandra prisión permanente revisable. Es sorda por lo cual estará asistida en todo momento por una intérprete que le transcribirá en tiempo real todo lo que se diga.

La defensa pide la libre absolución para la acusada y argumenta que Dominique murió asfixiado porque se atragantó comiendo u trozo de jamón. Que ella intentó ayudarle y que se generó una situación de estrés y miedo insuperable por lo grave de la situación vivida y el estado de shok en el que incurrió.

El juicio lo preside la magistrada Virtudes López donde se enjuician los hechos ocurridos el 30 de agosto de 2017, cuando el menor Dominique se encontraba compartiendo unos días junto a su padre de acogida, en función del régimen de visitas acordado por la Generalitat entre el padre del niño y su exmujer.

Prisión Permanente Revisable o Absolución

El ministerio público relata que la acusada aprovechó que el padre de acogida del menor se había ausentado para coger al niño del cuello con la camiseta que portaba hasta llegar a asfixiarlo, y luego trató de ocultar lo sucedido argumentando que había sido obra de dos desconocidos que les asaltaron en casa con unos cascos de motoristas.

Para reforzar esta versión, llegó a cortarse la camiseta y el sujetador que portaba para que pareciese que había sido objeto también de un intento de abusos y del mismo modo despojó al niño, ya fallecido, de parte de su ropa, con la misma intención.

Está previsto que el juicio se desarrolle durante esta semana y que el próximo lunes 23 de noviembre el, jurado se retire a deliberar y quede visto para sentencia.

Comenta esta noticia
Update CMP