11 de diciembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El espantoso ridículo de Iglesias en la entrada del Congreso le deja noqueado

Pablo Iglesias, este 6 de diciembre, y detrás sus acompañantes en el Congreso.

Pablo Iglesias, este 6 de diciembre, y detrás sus acompañantes en el Congreso.

Las encuestas "acorralan" Podemos. Su postura en el desafío independentista les pasa factura. Tras su ausencia del año pasado regresa al acto institucional, pero los ciudadanos no olvidan.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, regresaba a los actos institucionales que con motivo de la celebración del aniversario de la Constitución se celebra en el Congreso de los Diputados después de su espantada del pasado año. En una mañana fría, el secretario general de la formación morada llegaba a la Carrera de San Jerónimo minutos antes de las 12 del mediodía. 

Lo hacía acompañado de su círculo más próximo de colaboradores -los diputados de su grupo Juan Antonio Delgado, Txema Guijarro, Irene Montero y su jefa de prensa-  y a pie hasta su acceso al Palacio del Congreso. En su breve paseo, según han asegurado a ESdiario testigos del incidente, la delegación de Podemos se ha encontrado con un grupo de personas que, tras la sorpresa inicial, han comenzado a increpar a los dirigentes de la formación morada. 

Según las mismas fuentes, el blanco de las iras se ha centrado en Iglesias, a él le han recriminado que asista al Congreso al acto de la Constitución recordándole su ausencia el año anterior: "¡Ahora sí vienes que están hundido en las encuestas!", o "¿A qué vienes a cargártela?", han sido algunos de los gritos que ha podido escuchar la delegación de Podemos que se dirigía a las Cortes. 

El grupo de personas que han mostrado su rechazo a los podemitas también le han recordado a Montero, Pablo Iglesias y compañía sus malos pronósticos electorales que reflejan prácticamente tos los últimos sondeos: "¡Vienes a salvarte porque estás hundido en las encuestas!", increpaban además de tener que escuchar otras reprimendas relacionadas con su comportamiento y posicionamiento político durante el desafío independentista catalán: "¡vendidos, vete a Bruselas con Puigdemont!" y otros argumentos similares.

Ha sido un breve encontronazo con un grupo reducido de personas, en torno a media decena, que los dirigentes de Podemos han encajado estoicamente sin hacer comentario alguno y -según cuentan a ESdiario- respondiendo tan sólo con una sonrisa forzada ante lo que estaban escuchando. 

Poco después de delegación podemita ha llegado al Congreso de los Diputados sin mayor novedad quedando en mera anécdota la ocurrido minutos antes en las frías calles de Madrid este día 6 de diciembre.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia