25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

A 15 años de su estreno, traemos los mejores 5 goles de Messi en Champions

El Barça juega esta noche con el Dinamo de Kiev en Champions, una nueva oportunidad para que Messi continúe deslumbrando con sus goles, como lleva haciendo los últimos 15 años.

Un 2 de noviembre de 2005, marcaría su primer gol en la élite de la competición europea quien sería el protagonista de la historia blaugrana los próximos 15 años, Lionel Andrés Messi. El argentino, que para ese entonces apenas contaba con 18 años de edad, deslumbró a un repleto Camp Nou en las llamadas «noches mágicas» del fútbol del viejo continente. 


Formando parte del once inicial dirigido por
Frank Rijkaard, y en compañía del camerunés Samuel Eto’o y el para entonces campeón del mundo con Brasil, Ronaldinho, convertiría el tercer gol de una goleada 5 por 0 ante un muy inferior Panathinaikos griego, en una velada de Liga de Campeones que revelaría una premonición para el equipo catalán de lo que depararía esa temporada 2005/06: su primera orejona desde 1992.

Hoy, 4 de noviembre de 2020, después de ver como ha pasado el tiempo y que Lionel ya no es más un «niño», sino el capitán y emblema del equipo culé, nos tomamos la tarea de recordar los 5 mejores goles de los 117 que ha dejado el rosarino a la institución en Champions League.


Un gol que aseguró el título en Roma (2008/09)

Quizá uno de los goles más recordados por la afición catalana. Aquel 27 de mayo de 2009, en el Estadio Olímpico de Roma, ante el campeón defensor Manchester United liderado por Cristiano Ronaldo, cercanos los 70 minutos de encuentro saltaría por los aires la llamada «pulga biónica» y anotaría de cabeza el segundo tanto del encuentro, sentenciando el partido con un 2 por 0 contundente y llevando a las vitrinas del Camp Nou la tercera orejona en la historia del club.

 

Tiro libre «astronómico» ante el Liverpool en semis (2018/19)

Un tanto que le dio esperanzas a una afición golpeada por múltiples caídas en los años anteriores no podría venir del botín de otro futbolista que no fuese el capitán. En una eliminatoria que aspiraba ser emocionante (y vaya que lo fue), el resultado final del encuentro no reflejó lo sucedido en el campo de juego, pero esto no significa que el gol de Leo no haya estremecido al mundo.

 


Con 9 minutos restantes y a casi 30 metros de distancia,
el diez tomaría la pelota y la colocaría en la escuadra del arco defendido por Alisson Becker, sentenciando el partido con un contundente 3-0 que daba esperanzas a los blaugranas de disputar su novena final, esta vez en el nuevo estadio Wanda Metropolitano de Madrid.


El 2-1 que adelantaba a los culés en Wembley (2010/11)

Esta vez en tierras inglesas, se volverían a ver las caras dos viejos conocidos del máximo certamen de clubes europeos. El Manchester United, sin Cristiano entre sus filas, buscaba desquitarse de aquel amargo sabor de boca conseguido en Roma dos años atrás. En un partido igualado y muy cerrado en Wembley, apareció la zurda mágica del «Balón de Oro» con un remate que desconcertaba a Edwin van der Sar y colocaba el marcador a favor del cuadro español por segunda vez en el encuentro. Posteriormente, con un disparo a la escuadra de David Villa, el conjunto blaugrana volvería a llevarse el título a Barcelona por cuarta vez en su historia con un arrollante 3-1 ante los dirigidos por Sir Alex Ferguson.


El Bernabéu, a los pies del rosarino (2010/11)

Probablemente el gol más gritado por la afición blaugrana (por supuesto, después del aquel recordado tanto de Sergi Roberto para dar vuelta al PSG), puesto que este sellaba prácticamente el pase de los catalanes a una nueva final de la Liga de Campeones, eliminando a nada más y nada menos que a su máximo rival, el Real Madrid, y como cereza del pastel, en su propio patio, en el engramado del mítico Santiago Bernabéu.


Un partido lleno de polémica pero sobretodo de buen fútbol, en el que se observó un dominio absoluto de los culés que, de la mano de Lionel Andrés, dejaría tatuado en suelo madrileño uno de los mejores goles en la historia de «el clásico». Luego de arrebatar la pelota directamente de los pies de Sergio Busquets, el argentino comenzaría una galopada de más de 50 metros en la que dejaría regada a toda la defensa merengue, incluyendo a su actual capitán, Sergio Ramos, abriendo una herida que aún perdura en el corazón del aficionado madridista.


"Sentada" bávara y boletos a Berlín (2014/15)

Después de 4 años de ausencia en el partido más importante a nivel de clubes, el Barça estaría a una llave de volver a otra final de Champions, pero esta vez debía superar al equipo alemán dirigido por Pep Guardiola, «el gigante de Baviera», el todopoderoso Bayern Múnich. Sin embargo, los liderados por Luis Enrique ya habían dejado en el camino a los campeones de la Premier y de la Ligue 1, y los campeones alemanes no serían una piedra en el camino de Lionel.



Después de 80 minutos de buen fútbol, una segunda genialidad del
astro albiceleste ampliaría la ventaja por 2 tantos contra cero, en una jugada que quedaría enmarcada en la mente del hincha culé (y también en la afición bávara), pues con un ágil regate zurda, el sudamericano dejaría sentado al defensor alemán Jérôme Boateng, y luego con una exquisita definición por encima del guardameta Manuel Neuer, sentenciaba un partido en la que los españoles tendrían pie y medio en la final de Berlín.

Comenta esta noticia
Update CMP