30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los presos del procés son devueltos a prisión entre maldiciones contra España

Junqueras en el recibimiento que le dieron cuando salió de prisión.

Junqueras en el recibimiento que le dieron cuando salió de prisión.

La juez de Vigilancia Penitenciaria ha suspendido el tercer grado de Junqueras, Romeva, los Jordis y Forn. Ellos hablan de venganza. "Nos tienen mucho miedo", afirma el líder de ERC.

Las siempre movedizas arenas del independentismo lo son un poco más después de que este martes el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 5 de Cataluña haya suspendido de forma cautelar el tercer grado penitenciario que les fue otorgado a Oriol Junqueras, los Jordis (Sànchez y Cuixart) y los exconsejeros Raül Romeva y Joaquim Forn.

La juez titular ha atendido así el recurso presentado horas antes por la Fiscalía de Barcelona, que consideraba que la medida de gracia aplicada a los líderes del procés sin haber cumplido siquiera la cuarta parte de su pena da "total sensación de impunidad" ante la sociedad. 

El presidente de la Generalitat ha saltado como un resorte en Twitter tildando la medida de una venganza y preguntándose si éste es acaso el diálogo que quiere entablar el Gobierno de Pedro Sánchez. Mezclando así, una vez más, política y justicia. 

Después de él, el propio Junqueras ha colgado un vídeo en la misma red social en el que afirma: "Nos tienen mucho miedo y nos quieren encerrados".

 

Y también Romeva: "Era previsible. Nos devuelven a la cárcel porque son incapaces de volver a la política. La venganza no se detiene". 

 

Así pues, los cinco volverán este mismo miércoles a pasar sus días en prisión; mientras el independentismo sigue librando la batalla preelectoral y, en paralelo, el Gobierno de Pedro Sánchez inicia los tanteos a ERC para negociar los Presupuestos de 2021. No solo con los presos en el tablero, sino también con esa mesa de negociación que no termina de reactivarse.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, María Jesús Montero ha insistido en que el Gobierno está "disponible" para reunir a la mesa, pero que depende de "la voluntad" del Govern.

Comenta esta noticia