21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE da un golpe bajo a Rivera y daña la alianza de Rajoy frente al 1-O

La diputada del PSC, Maritxell Batet, este martes en el Congreso.

La diputada del PSC, Maritxell Batet, este martes en el Congreso.

La entente entre PP, socialistas y Ciudadanos frente al órdago de Puigdemont ha resultado golpeada en el primer debate formal sobre el 1-0 desde la aprobación de la Ley del Referéndum.

Pese a la cadena de acontecimientos que se han derivado de la aprobación de la Ley del Referéndum en el Parlamento de Cataluña y su posterior suspensión por parte del Tribunal Constitucional, el debate formal -más allá de la última sesión de control- sobre la deriva del desafío independentista no llegó al Congreso de los Diputados hasta este martes.

Y lo hizo gracias a una iniciativa de Ciudadanos, en formato de proposición no de ley, en la que el partido de Albert Rivera quiso sondear los apoyos con los que el Gobierno cuenta frente a la alocada deriva de Puigdemont y Junqueras. Y comprobó que los únicos apoyos "sin fisuras" con los que cuenta Mariano Rajoy en esta batalla en defensa de la legalidad son los del PP y C's.

La iniciativa del partido naranja, sobre el apoyo institucional en la defensa del Estado de Derecho en Cataluña, fue defendida por el propio Albert Rivera, que comenzó advirtiendo de que España se enfrenta "al mayor reto constitucional de la historia de la democracia desde el 23-F". "Tenemos que buscar un amplio consenso para decirle al Ejecutivo que cuenta con el apoyo de esta Cámara en defensa del Estado de Derecho", enfatizó.

La iniciativa traslada el apoyo de la Cámara a los funcionarios, policías, fiscales y jueces en su combate al 1-O, y reclama que no se gaste "ni un euro de dinero público" en el procés. "Hoy no es día para buscar la discrepancia, no pedimos apoyo al PP, pedimos apoyo para el Gobierno", recalcó, con una invitación expresa al PSOE a apoyar la propuesta. "Si no somos capaces de votar estos cuatro puntos tenemos muy dificil defender la democracia en este país", concluyó Rivera.

Ambigüedad del PSOE, desmarque del PNV

Pero, en el turno de fijar posición, la socialista Meritxell Batet se desmarcó de C's y afirmó que la "política es más necesaria que nunca" a la vez que abogó por la "negociación" con la Generalitat. "Si queremos solucionar esta crisis territorial no podemos buscar vencedores y vencidos", añadió, antes de acusar a Rivera de "alimentar bloques y dividirnos aún más".

Dado que los socialistas se negaron a retirar una enmienda que apuesta por el diálogo con los secesionistas, la foto de la unidad se hizo imposible. "Su actitud ni suma voluntades, ni proponen soluciones, ni ayudan a la cohesión social", censuró.  Y por estas palabras Batet se llevó la más dura reprimenda por parte del diputado de UPN, Íñigo Allí: "En este asunto o se está con el ordenamiento jurídico o se está con los golpistas".

De hecho la actitud de la dirección del grupo socialista provocó la revuelta de cuatro diputados. Aunque tres atribuyeron su ruptura de voto a un error, la exportavoz Soraya Rodríguez si justificó su demarque. De hecho, algunos susanistas como Antonio Hernando o José María Barreda fueron vistos en corrillos charlando visiblemente cariacontecidos.

"Queda demostrado que Ciudadanos es el ala derecha extrema del PP", llegó a decir, por su parte, el portavoz del PDECAT,  Jordi Xuclá.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, también se desmarcó de la propuesta de Ciudadanos y reprochó a Rivera un intento de recentralizar el Estado de las Autonomías. "Ustedes tienen el lenguaje de una, grande y libre, envuelto en un lenguaje de progresismo social", le espetó.

En la misma línea se expresó la diputada de ERC, Ester Capella. "Es usted un cruzado del nacionalismo español", le reprochó. "No hay Ley ni Estado de Derecho que impida que los catalanes decidan lo que quieran decidir", reiteró.

El representante de Podemos, Xavier Domenech, reclamó la "plurinacionalidad" de España y el "derecho a decidir" de Cataluña.

Finalmente, con los votos del PSOE, Unidos Podemos y los indepedentistas catalanes, la iniciativa de C's fue rechazada por el Pleno.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia