20 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La extrema delgadez del mítico granhermano anónimo dispara las alarmas

Arturo Requejo ha cambiado totalmente de estilo de vida.

Arturo Requejo ha cambiado totalmente de estilo de vida.

Pasó de ocupar los titulares más polémicos y escandalosos de su edición de GH a dar un vuelco radical a su existencia en todos y cada uno de los sentidos. Ahora vuelve a primer plano.

Fue uno de los grandes de su edición de Gran Hermano, la 11, y aunque no la ganó (de eso se encargó Ángel Muñoz) sí protagonizó uno de los triángulos amorosos más famosos de la historia de la Casa de Guadalix: el que formó junto a Indhira y Carolina.

Mucho tiempo después Arturo Requejo ocupa un discreto segundo plano mediático que solo abandona y no del todo para protagonizar algún que otro titular por su relación sentimental estable y consolidada con la cantante Merche.

Eso... o cuando su aspecto físico dispara las alarmas de los seguidores del formato, los nostálgicos de GH y sus propios fans. Pero Requejo está tan tranquilo y relajado con su nuevo estilo de vida eco y mucho más discreto que no ha dudado en responder a los ataques que ha estado recibiendo con toda la calma del mundo.

Y es que muchos le acusan de estar demasiado delgado y otros se preocupan por su salud pero él no duda en hablar de los beneficios de su alimentación y de su nueva forma de ver la vida.

La gota que colmó el vaso fueron los comentarios que recibió tras subir una story a su Instagram en la que mostraba el torso desnudo: la imagen iba acompañada de una encuesta en la que se podía votar por si Arturo estaba bien físicamente o, por el contrario, si necesitaba comer un poco más.

Por mayoría apabullante, casi todos los que votaron sostuvieron que el exconcursante de GH está en muy buena forma, aunque algunos opinaron que está bajo de peso y Requejo quiso ser muy claro: "Me dicen flaco. Yo digo sano. No hago deporte. 43 palos".

Lejos de querer cambiar o de estar obsesionado con el peso o los músculos, Arturo se mostró muy a gusto con su estado físico y, sobre todo, con la alimentación que sigue desde que dejase de comer carne y apostase por su huerto ecológico. Una nueva vida en la que se encuentra mejor que nunca con sus metas, inquietudes y nuevos proyectos profesionales.

"Se han acostumbrado a ver el sobrepeso normal", dijo Arturo a los que piensan que estaría mejor con más peso. A su juicio, la vida sana es lo importante y en ese descubrimiento ha dejado peso en el camino, en concreto 10 kilos.


Comenta esta noticia