30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cuatro destapa un negocio fraudulento que tiene efectos secundarios en la cadena

Joaquín Prat

Joaquín Prat

Joaquín Prat no ha dudado en tildar de "tarado" a quien está detrás de un asunto que está haciendo que gane grandes cantidades de dinero por proporcionar algo que es ilegal.

El querer salir de las ciudades a pesar de las restricciones de movilidad en algunas Comunidades ha hecho que se lleven a cabo una serie de trapicheos para conseguir certificados falsos que permitan viajar. El equipo de investigación de Cuatro al día ha logrado destapar uno de estos negocios, el cual se encargaba de facilitar falsos certificados de PCR.

Tal y como explicó este martes un miembro del equipo del magacín presentado por Joaquín Prat, estos certificados indican un resultado negativo en la PCR y contienen el membrete de un hospital privado, pero en realidad nadie se ha hecho la prueba que determina si se tiene o no coronavirus. Un documento que se adquiere por 50 euros y que permite viajar aunque uno tenga la Covid-19.

Unos certificados que se han puesto a la venta a través de varios anuncios en Internet. "Es una clínica, que trabaja un amigo ahí, y él lo que hace es los certificados pero sin realizar la prueba", comenta uno de estos vendedores al equipo de Cuatro al día. Para poder conseguirlos, lo único que le piden a la persona interesada es su DNI, nombre y país al que va a viajar.

"No es ni una falsificación, ni nada. Yo mismo he viajado de Madrid a Luxemburgo, otra gente ha viajado a Turquía o a Rusia…", explica la persona que se está lucrando con estos certificados. Un informe que envía en menos de diez minutos a la persona que lo ha solicitado tras haber recibido el pago por ello. Un negocio que, sin duda, pone en riesgo la salud de todos.

"Las pruebas PCR, sin justificar al tarado este que pone en riesgo la salud pública, no son baratas”, comentó Joaquín Prat. Un negocio en el que se está utilizando el nombre de una clínica privada, la cual ha asegurado al programa de Cuatro que no tenía constancia de que un trabajador estuviera haciendo todo esto.

Un asunto que tuvo "efectos secundarios" en Cuatro al día, ya que se planteó este tema en una entrega en la que se registró la peor cifra de la últimas tres semanas, con un 5,1% de cuota de pantalla y 561.000 espectadores.

Comenta esta noticia
Update CMP