22 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

PNV y Bildu pisotean la Constitución tachándola de "antidemocrática y falsa"

Urkullo, Ortuzar y Otegi, en un encuentro entre PNV y EH BIldu

Urkullo, Ortuzar y Otegi, en un encuentro entre PNV y EH BIldu

En un alarde de deslealtad y de desmemoria, las dos formaciones nacionalistas, con el apoyo parcial de Podemos, han sacado adelante una declaración de rechazo y desprecio a la Carta Magna.



Haciendo alarde de una deslealtad y de un olvido interesado, por la libertad y la protección legal que les ha proporcionado a lo largo de los últimos cuarenta años, las dos fuerzas nacionalistas del País Vasco, PNV y los proetarras de EH Bildu, han sacado adelante una declaración en la que literalmente pisotean con vesania a la Constitución de 1978.

Los dos partidos han denunciado en el Parlamento vasco, concretamente, "la base antidemocrática e históricamente falsa" de la Constitución española porque "impone" la unidad de España, y han reivindicado que cualquier reforma constitucional o proceso constituyente debe "dar respuesta a los actuales retos de blindar los derechos sociales, garantizar las libertades y reconocer y articular el carácter plurinacional y plurilingüe del Estado en una clave federal y/o confederal, teniendo que incorporar al texto constitucional el principio de libre determinación".

 

EH Bildu ha presentado en la Cámara vasca una iniciativa sobre la celebración del 40 aniversario de la Constitución española que tendrá lugar el próximo 6 de diciembre y ha acordado con el PNV un texto, que contará con el apoyo parcial de Elkarrekin Podemos.

En el texto acordado por EH Bildu y PNV, que PSE y PP han rechazado, el Parlamento Vasco ha afirmado que "la mayoría de la ciudadanía de la Comunidad Autónoma de Euskadi no respaldó la Constitución en el referéndum de 1978" y señala que "aquel déficit de legitimación perdura hasta el día de hoy".

Asimismo, subraya que la Constitución española de 1978 "se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles". Por ello, destaca que "la unidad desde la imposición y la pertenencia desde la obligación, suponía y supone construir el Estado español desde una base antidemocrática e históricamente falsa, porque dicha unidad no fue, ni es, consecuencia de la libre adhesión y voluntad de los Pueblos".

Contra el Rey

El Parlamento Vasco  admite que la interpretación jurídico-política de actualización de los derechos históricos del Pueblo Vasco "permite reconocer el derecho y la capacidad de los vascos y vascas para decidir, expresar y ejercer su voluntad colectiva de cara a la consecución de fórmulas de convivencia acordadas voluntariamente y de establecer mecanismos que garanticen que los compromisos alcanzados serán respetados".

Además, subraya que "en una sociedad democrática, todo cargo público de representación de la ciudadanía debe ser elegido y renovado periódicamente a través de elecciones" y señala que "este principio y valor debe hacerse extensivo a la Jefatura del Estado".

 

Finalmente, el Parlamento Vasco expresa su voluntad de no participar en las celebraciones del 40º aniversario de la Constitución española que van a tener lugar el 6 de diciembre.

Comenta esta noticia
Update CMP