10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Polémica: Doña Letizia vacía su agenda de actos el día de la huelga feminista

Doña Letizia, durante un acto institucional.

Doña Letizia, durante un acto institucional.

La convocatoria de paro para el 8 de marzo ha convertido este Día de la Mujer en el más polémico de los últimos años. La secundan Podemos, IU, PSOE. Un gesto en La Zarzuela avecina tormenta.

El próximo 8 de marzo, día Internacional de la Mujer, se producirá en España un hecho insólito: la convocatoria de una huelga general pero solo para las mujeres. “Queremos demostrar que sin nosotras se para el mundo”, señalan los distintos colectivos feministas en una convocatoria que pretender paralizar el país. Es una huelga laboral, en principio similar a una convocatoria de huelga general, pero dirigida solo a la mitad de la población. Pero no solo. También han previsto una huelga de ciudadanos, estudiantil y de consumo. Es decir, en primer lugar solicitan a las mujeres que ese día no acudan a sus puestos de trabajo.

Del mismo modo, les piden que no asuman los cuidados de familiares que mayoritariamente afrontan ellas -las mujeres dedican el doble de horas al trabajo no pagado, con 26,5 horas semanales para cuidar hijos o familiares, tareas domésticas, colaboraciones sin sueldo frente a 14 de ellos-. La tercera protesta es que no consuman (principalmente productos gravados con la llamada tasa rosa, como los de higiene femenina) y que las alumnas y profesoras no vayan a clase.

Un “desafío” al normal funcionamiento de un país en una convocatoria parte de la Comisión del 8M, una plataforma de organizaciones feministas que coordinan la huelga, distintas actividades y las manifestaciones previstas ese día. No consumir, no ir a clase o no cuidar a familiares no requiere una cobertura o convocatoria especial porque no se considera formalmente una huelga.

 Y como en toda huelga hay quienes no la secundan y la critican, como PP, Ciudadanos o el propio Gobierno de Mariano Rajoy. El PSOE secunda los paros de dos horas fijados por los sindicatos porque considera que "son los que pueden parar con arreglo a la ley, un paro formal”. Y desde luego que entusiastas e impulsores activos de la huelga son son Podemos e Izquierda Unida...

E implícitamente la Reina Letizia. Sí, según ha podido comprobar ESdiario, doña Letizia ha vaciado su agenda de actos oficiales ese jueves 8 de marzo en un gesto más que significativo y que podría interpretarse como nada casual. Se avecina polémica y tormenta política porque a buen seguro la “huelga” implícita de la Reina dará mucho que hablar. Sobre todo si lo comparamos con la intensa activad oficial ese día del resto de miembros de la Familia Real: el Rey Felipe VI, por ejemplo, mantendrá dos audiencias institucionales en el Palacio de la Zarzuela.

Pero donde encontramos un claro contraste a la decisión de Letizia Ortiz es en la otra mujer miembro de la Casa Real, su homóloga emérita en el cargo que sí trabaja el 8 de marzo. La Reina Sofía –que en los últimos meses además ha rebajado intensamente su actividad oficial- entregará el premio nacional de Cultura y Pintura que lleva su nombre.

Doña Letizia nunca ha ocultado su feminismo pero esta decisión más que un gesto aparenta tener cierto calado político por su trascendencia y cómo pueda leerse en la opinión pública (y publicada). Parecida decisión a la de la Reina la ha tomado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y todo su equipo de Gobierno perteneciente a Ahora Madrid que han anunciado que no tendrán ningún acto oficial este 8 de marzo .

Comenta esta noticia
Update CMP