23 de febrero de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Teresa Campos cuenta a David Broncano lo que le molesta que le pregunten otros

Campos se ha vuelto asidua de "La Resistencia" de Broncano.

Campos se ha vuelto asidua de "La Resistencia" de Broncano.

David Broncano o el nuevo Jesús Quintero de la pequeña pantalla. Lo mismo que a los famosos les molesta que les pregunten los reporteros y periodistas del corazón se lo cuentan a él.

A falta de pan, buenas son tortas... Eso es, básicamente, lo que está pensando María Teresa Campos en los últimos tiempos en los que, a falta de otro proyecto profesional que cuaje y en el que ella esté al mando, se ha alejado de "telecincos", "antenastreses" y "lasunos" para dejarse querer por el #0 de Movistar donde, además, puede mostrarse relajada y cercana porque va de invitada... No presure.

Así, lejos de las malas caras que pone a los reporteros que la abordan para saber más de su ruptura con Edmundo Arrocet o de esos proyectos laborales que no terminan de plasmarse en algo real, la veterana periodista se pasa un día sí y otro también en la parrilla más independiente de Movistar en programas aparentemente tan poco ella como La Resistencia o El Cielo Puede Esperar. Nada que ver con Qué tiempo tan feliz o cualquier magacín, con mesa camilla, de los que ella suele manejar.

De hecho, este lunes volvió a dejarse caer por el plató de David Broncano en el Teatro Arlequín de Madrid y mostró de nuevo, como la primera vez que fue a La Resistencia, su faceta más gamberra en el programa "más canallita", que diría el presentador del mismo.

Como le sucediera a Jesús Quintero en su día, últimamente a Broncano le cuentan los famosos cosas del corazón privadas que cuando se las preguntan otros periodistas o se enfadan o se ofenden.

De hecho, lejos de las malas caras, Campos habló sobre su vida después de Edmundo Arrocet sin tapujos: "Estoy de luto, por el muerto". En referencia a El Cielo Puede Esperar dedicado a ella y emitido la semana pasada, en el que también salía Arrocet, dijo: "Me llama Movistar para hacerme mi propio funeral y me he dado cuenta de que era el funeral de otro, porque no lo he vuelto a ver".

No faltaron bromas sobre el tema, claro está, y la actriz Candela Peña le regaló una bola del mundo en claro guiño a la frase que María Teresa dio en exclusiva a la revista Hola: "Que se acabe Edmundo no significa que se acabe el mundo".

La presentadora se mostró sincera: "Fue una pesadilla, pero ya ha acabado. Yo creo que algunos hombres todavía no han asumido o se sienten mal frente a una mujer fuerte. El día que fui a lo de El cielo puede esperar hubo una expresión que no me gustó: No me vas a humillar más. Nosotras no hacemos eso, nos sentimos orgullosas de ellos".

Por lo demás, hasta habló de su experiencia con las drogas en su juventud: "Estoy en contra de ellas" aunque durante un tiempo "para no quedar mal, lo cogías", "si no, no te integrabas. Aunque tengo que reconocer que nunca he notado nada cuando le he dado chupadita".

Por contestar, hasta contestó a la pregunta típica de Broncano: "¿número de relaciones sexuales en el último mes?": "¿Sola o acompañada? A falta de pan… buenas son tortas".

Comenta esta noticia
Update CMP