04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Polémica en TV3 por el currículum terrorífico del nuevo director

Si la televisión catalana ya era independentista con Mas, con Puigdemont va a cojear del mismo pie, más incluso. El elegido es Jaume Peral, con una amplia hoja de servicios propagandística.

El independentismo catalán dominante no hace ni el menor esfuerzo por disimular. Si la TV3 de la época de Artur Mas ya estaba en el ojo del huracán un día sí y otro también por su parcialidad informativa a favor del proceso y en contra de todo lo que suene a español, la era Carles Puigdemont ha empezado con los mismos vicios y más. 

El periodista Jaume Peral, hasta ahora jefe de Informativos de TV3, será el nuevo director de la televisión pública catalana en sustitución de Eugeni Sallent, que anunció este lunes a través de su cuenta de Twitter que abandona el cargo tras casi cuatro años al frente de la dirección de la cadena autonómica. 

Viejo conocido de la casa Peral no sólo dirige el departamento de informativos desde mayo de 2012 e impulsó la renovación del Telenotícies hace dos años. Hasta entonces había formado parte de Catalunya Ràdio, como corresponsal en Madrid. Posteriormente, ejerció de coordinador de Catalunya Informació desde el nacimiento de la cadena, en 1992.

Claro que con el nombramiento de Peral, Cataluña da un paso más hacia la politización de sus medios autonómicos "premiando" la labor de uno de los responsables de los grandes escándalos de manipulación informativa de los últimos tiempos sin ningún tipo de pudor. 

No en vano, como jefe de informativos Peral ha sido responsable de alguno de los episodios más sonados y controvertidos de la política informativa de la cadena adoctrinando a favor del independentismo. Caso de los controvertidos "niños independentistas" de TV3: un informativo del canal infantil de la televisión autonómica, Super3, en el que varios niños expresaron su posición favorable a la independencia de Cataluña un día después de la celebración de Diada. Éste generó una gran polémica por lo que algunos sectores consideraron un uso ilegítimo de menores para apoyar la causa independentista y la famosa vía catalana.

El nuevo director de la televisión pública catalana también se vio envuelto en la polémica a raíz de un debate previo al 27-S en el que sólo se invitó a fuerzas independentistas lo que llevó al mismo consejo de redacción de la cadena a dar la voz de alarma avisando de que se estaría publicando "demasiada iconografía independentista" y "sobredimensionando el proceso" y que los propios periodistas de la casa empezaban a sospechar sobre una posible intervención política en los contenidos de la programación.

Poco después el Colegio de Periodistas de Cataluña lanzaba una “enérgica condena por la manipulación de los medios de comunicación públicos” de Cataluña y clamaba contra la falta de “imparcialidad y neutralidad” de los medios de la Generalitat en relación al proyecto independentista promovido por Artur Mas y Oriol Junqueras. De poco sirvió porque apenas unos días después la Junta Electoral exigía a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (TV3 y Catalunya Ràdio) que "de forma inmediata" eliminase el logotipo "Junts" (juntos) porque recordaba, casualmente, al que empleaba la marca Juntos por el Sí, bajo la que concurría a las elecciones catalanas CDC y ERC.

En algunos de estos casos el propio Peral asumió los "errores" como propios y apenas unos meses después ha ascendido a lo más alto de la plantilla. 

Comenta esta noticia