22 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pablo Casado pone en su sitio a la "vieja guardia" del PP catalán

Una reunión del comité de dirección del PP.

Una reunión del comité de dirección del PP.

Un sector del partido había hecho correr el rumor de que el PP podría renunciar a presentar candidato en Barcelona para unirse a Manuel Valls. Nada más lejos de la realidad.

La vieja guardia del PP catalán ha intentado sin éxito provocar un terremoto en el partido a escasos días de la entronización de Alejandro Fernández como nuevo presidente -el 10 de noviembre-, en sustitución de Xavier García Albiol, que intentará recuperar Badalona.

Todo empezó este miércoles, cuando ese sector -que gira en torno a los hermanos Jorge y Alberto Fernández- puso en circulación la tesis de que el PP podría no presentar candidato en el Ayuntamiento de Barcelona y sumarse a la candidatura de Manuel Valls si las encuestas dan al PP menos de un 5% de los votos (el mínimo para obtener representación). 

Por su importancia, el rumor se difundió rápidamente en Madrid y Cataluña, puesto que suponía que Pablo Casado incumpliera su compromiso de presentar candidatos en absolutamente todos los rincones de España. Incluido el Consistorio de Barcelona, por más que Valls sea un rival duro. 

Tan rápido que llegó a oídos de la dirección nacional. Y Casado dio orden de frenarlo en seco, harto de las maniobras bajo cuerda de quienes muchos en el PP consideran responsables de que el PPC esté hundido. Es por eso que horas más tarde el vicesecretario general, Javier Maroto, colgó este tuit dirigido al filtrador:

Casado no contempla otra opción que no sea presentar un candidato en Barcelona, insisten fuentes populares consultadas por ESdiario. Prefieren correr el riesgo de no sacar ni un solo concejal si Valls logra aglutinar el voto constitucionalista. 

Aunque aún no hay una decisión tomada sobre el cabeza de cartel, en las últimas semanas ha perdido fuelle la opción de la abogada Esperanza García, la que ha sustituido a García Albiol en el Parlament y que ya fue diputada también la pasada legislatura. 

Hay quienes apuestan por un fichaje de la sociedad civil, alguien con pegada. Otros, en cambio, son partidarios de tirar de la cantera. Las mismas fuentes aclaran a este periódico, no obstante, que la opción de la actual portavoz del partido en el Congreso, Dolors Montserrat, nunca ha sido real sino una mera "intoxicación". 

Comenta esta noticia
Update CMP