16 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tensión extrema en Navarra: "Sánchez la está vendiendo a los del ETA mátalos"

Manfiestaciones frente a la sede del PSOE y durísimas palabras de Pablo Casado presagian un desenlace tremendo: Bildu decidirá el Gobierno Foral.

Casi todo el mundo lo da por hecho: el PSOE gobernará Navarra gracias a Bildu, el partido que no ha condenado aún el terrorismo de ETA, encabezado por un dirigente condenado por pertenencia a una banda armada que, además, asesinó a destacados dirigentes socialistas.

La tensión es máxima en Pamplona y en toda la región, y para muestra la presencia de urgencia allí de Pablo Casado, presidente del PP y autor de unas durísimas palabras, expresadas en tono calmado, dirigidas directamente a Pedro Sánchez, responsable de un pacto que él mismo, de manera tajante, había negado y ahora parece casi hecho: alcanzar la presidencia, con María Chivite, gracias al voto a favor de Geroa Bai y la abstención de la nueva Batasuna.

"España no merece un Gobierno que mienta", dijo Casado en referencia a lo que Sánchez, Ábalos o Calvo dijeron, negando insistentemente que el PSOE fuera a lograr el poder con el apoyo "por acción u omisión" del partido de Otegi.

"No puede comprar un Gobierno vendiendo a Navarra", añadió el popular, que reveló las conversaciones que, casi a la desesperada, han mantenido el PP, Ciudadanos y UPN para intentar evitar lo que consideran un desastre.

 

"Es muy triste. Los que nos decían "ETA mátalos", los de la paliza a los guardias civiles de Alsasua, ahora son la llave", explicó Casado antes de implorar casi a Sánchez que no sume a Navarra a una vía de abertzalización ya iniciada con Uxúe Barcos la pasada legislatura: " Aún está a tiempo de evitarlo", concluyó sin demasiada esperanza.

 

 

Las palabras de Casado, muy similares a las de Rivera en las últimas fechas, coinciden con la convocatoria de una manifestación espontánea frente a la sede del PSOE navarro, prevista para este sábado a las 19h. No está claro quién encabeza la concentración, si bien Navarra Suma, la coalición ganadora de las Elecciones, ha insistido en que no tiene su firma ni considera necesario el evento.

Fueron Ábalos, Calvo y el propio Sánchez quienes anunciaron que no tomarían el poder en Navarra por Bildu ni "por acción ni por omisión"

El pacto entre PSOE, Geroa Bai (el PNV navarro) y Bildu para presidir el Parlamento Foral presagia un acuerdo mayor para el Gobierno, ante el cual Ferraz pretende un imposible: desvincular a Bildu de un éxito, colocar a Chivite en la presidencia, que solo es posible gracias al partido abertzale.

La investidura de Sánchez al fondo

Los cuatro años de Uxúe Barcos al frente del Ejecutivo autonómico ya han supuesto un avance histórico de las políticas euskaldunas en una región anclada como pocas en la tradición histórica española: la imposición del euskera en las aulas o el uso de la Ikurriña han jalonado la gestión de una dirigente que, sin tapujos, se ha confesado abertzale de manera pública y ahora tendrá la llave del poder junto a Otegi.

Probablemente a cambio del apoyo de PNV, ERC y la propia Bildu a la investidura de Pedro Sánchez, que ya los tuvo en la moción de censura contra Mariano Rajoy de hace un año.

Comenta esta noticia
Update CMP