20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El pequeño Julen ya perdió un hermanito de modo muy cruel

Más de un cententar de efectivos trabajan en la zona

Más de un cententar de efectivos trabajan en la zona

España está en vilo por el rescate del pequeño, caído en un pozo de más de cien metros, para angustia de su familia, que ya arrastra otra muerte en circunstancias extremadamente dolorosas.

España está en vilo desde la noche del domingo por la búsqueda de Julen, el niño de 2 años que cayó este a un pozo de algo más de un centenar de metros de profundidad en la localidad malagueña de Totalán. Y a la angustia por las penosas condiciones para el rescate, y por paso implacable del tiempo, que puede resultar crucial, se van añadiendo informaciones que no hacen más que retratar el incomparable dolor que sufre su familia.

Porque a los padres de Yulen, Vicky y José, vecinos de popular barrio malagueño de El Palo, parece que les persigue la tragedia. Según ha publicado el digital El ConfidencialOliver, el hermano mayor de Yulen, murió en 2017 de un ataque al corazón, según ha confirmado su abuela. Tenía sólo tres años. 

Oliver iba caminando por la calle y se desplomó. Ese ocurrió el 23 de abril de 2017. Los médicos no acertaron en el diagnóstico de su dolencia. 21 días después, cuando iba de la mano de su prima por el Paseo Marítimo de El Palo, sufrió un ataque al corazón. Falleció al instante.

Ahora, todos los esfuerzos se centran en encontrar a Yulen. Un centenar de efectivos, entre integrantes de la Guardia Civil, Bomberos y otros servicios sanitarios y de emergencia, participan en el operativo de rescate del niño, trabando sin descanso en el lugar.

Un ‘tapón de arena’ ha dificultado el avance de las sondas y se estudian varias fórmulas para tratar de acceder al lugar donde puede estar el niño. La familia contó que, tras caer, oyeron al niño llorar. Del pozo solo se ha logrado recuperar una bolsa de chucherías.

 

Comenta esta noticia
Update CMP