29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Por qué Enric: la lista de favores que el nuevo jefazo de RTVE le hizo a Sánchez

Enric Hernández hablando de Pedro Sánchez en La Sexta en una imagen de archivo.

Enric Hernández hablando de Pedro Sánchez en La Sexta en una imagen de archivo.

El nombramiento de Enric Hernández, exdirector de El Periódico, no gusta a Unidas Podemos y mucho menos a PP, Ciudadanos y Vox. Tienen motivos para estar enfadados... y para sospechar.

Ni siquiera Pablo Iglesias ha recibido de buen grado el nombramiento de Enric Hernández como director de Información y Actualidad de RTVE. Un megapuesto desde el que el exdirector de El Periódico de Catalunya reportará directamente a Rosa María Mateo... y al PSOE

"Acaban de poner un nuevo director de Informativos que es TelePSOE", se quejó este jueves el líder de Unidas Podemos

Y si a los morados no les ha gustado, con muchos más motivos tampoco al PP, Ciudadanos y Vox, que temen que con Hernández se multiplique el sesgo de la televisión y la radio públicas.

 

Desde luego muy fan de los tres partidos de centro derecha no se manifestó Hernández en el pasado. En sus últimos artículos de opinión como director de El Periódico, el periodista dio muestras de su antipatía hacia los partidos de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal y con sus dardos de paso le hizo varios favores al candidato socialista. 

Empezando por esta portada con la que El Periódico saludó el pacto entre el PP, Cs y Vox de Andalucía, hablando abiertamente de "vergüenza":

Más. En plena resaca de las elecciones generales, escribió una columna en la que se felicitaba por el resultado: "Con su voto, los españoles han condenado el ruido y la furia", dejó escrito. El 28-A era, también, un plebiscito entre dos visiones antagónicas de España: un país dialogante e incluyente, orgulloso de su diversidad y tolerante con la discrepancia, frente a otro excluyente y disgregador, presto a recortar derechos y combatir las realidades nacionales reconocidas por la Constitución (y no pocos estatutos)".

Y un día después, el 30 de abril, volvía así a la carga: "El canibalismo de la derecha española no es un fenómeno nuevo, si bien es cierto que Casado, lejos de revertirlo, lo ha agudizado ad nauseam. Si PP y Cs siguen compitiendo con Vox por el voto ultra, dejando huérfano al electorado de centro, a Pedro Sánchez le aguarda una plácida estancia en la Moncloa.

En sus columnas llamó reiteradamente "ultraderecha" a Vox, pidió a Casado que se moderara y a Rivera incluso su abstención ante Sánchez. "Invocando la misma responsabilidad que en su día exigió al PSOE, bien podría el líder de Cs optar por abstención, liberar a Sánchez de la presión de Podemos y así posibilitar un "gobierno en minoría", esta vez del PSOE y sin ataduras con el independentismo. Salvo que la pugna por el cetro de la derecha lo ancle en aquel 'no es no' que tanto denostó", escribió en mayo.

Casualmente, Sánchez, para quien Enric Hernández pedía la abstención de Cs, es el responsable directo de su nombramiento. Y ello a pesar de que, en teoría, hay una cúpula provisional en RTVE sin plenos poderes.

Comenta esta noticia