30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Yolanda Díaz, la amiga íntima de Irene Montero que puede relevar a Iglesias

Yolanda Díaz y Pablo Iglesias

Yolanda Díaz y Pablo Iglesias

En Podemos no se piensa en la sucesión inmediata y su líder quiere cuatro años de "ordeno y mando". Pero un nombre ha aparecido, pese a todo, y no va a marcharse.

Yolanda Díaz tuvo una epifanía a los 4 años. Acudió con su familia a un acto político en su tierra ferrolana, allá por mediados de los 70, y conoció a Santiago Carrillo, histórico del PCE. El dirigente la besó la mano dejando una huella que aún hoy dura.

Los malos resultados de Podemos en Galicia, saldados con su desaparición del Parlamento y una profunda crisis que empapa a todo el partido y pone en entredicho el liderazgo de Pablo Iglesias, han puesto a aquella niña de familia sindicalista bajo el foco público de la sucesión.

¿Puede ser Díaz, ministra de Trabajo de Pedro Sánchez y militante clásica de IU hasta esta semana, quien algún día coja el testigo de su líder y amigo, al que llegó a contratar como asesor cuando ella ya estaba al frente de su partido en Galicia y él oficiaba de discreto consultor?

En Podemos, explican a ESdiario, no hay un plan sucesorio a corto plazo. Iglesias dejó atada y bien atada su continuidad durante cuatro al frente del partido, facilitando su reelección para ls secretaría general en los recientes tiempos de bonanza: llegar a la vicepresidencia del Gobierno y conseguir cuatro Ministerios le facilitaron el control absoluto del partido, con todas las voces críticas fuera y un plácido futuro interno.

 

Pero el fracaso en las urnas lo ha torcido todo. Iglesias vuelve a estar amenazado, no tanto por los suyos cuanto por su teórico electorado, en fuga hacia opciones nacionalistas, en los casos de Galicia, Cataluña y el País Vasco; o regional, en el de Andalucía.

“No es lo mismo unas Generales que unas Autonómicas”, explican en su entorno. Pero la preocupación crece, los rumores se multiplican y los movimientos se precipitan. Es ahí donde aparece Yolanda Díaz, nacida en 1971 en Ferrol, de donde fue teniente de alcalde.

La amiga de Irene

Coqueta, tranquila y muy formada, con tres máster y un pasado laboral en despachos de abogados que no tantos tienen en su partido; su buena imagen la ha lanzado en toda España, pese que en su Galicia el fracaso de su formación ha sido estrepitoso. Pero nadie se lo adjudica a ella, quizá la ministra que mejor ha amortizado las políticas asistenciales del Gobierno en tiempos de crisis.

¿La convierte eso en sucesora? Es pronto. Ella se lo niega a todo el que le pregunta. E Iglesias no tiene planes al respecto a corto plazo. Pero algo obra en su favor: su amistad con el líder excede de lo político, y además es íntima de Irene Montero, la sucesora prevista del vicepresidente llegado el caso.

“Ahora ya saben que eso es difícil, se ha proyectado mucho la imagen de la pareja como un todo, en Podemos y en el Gobierno, y difícilmente podría entenderse una sucesión familiar en Podemos”, explican las mismas fuentes.

La cercanía política y personal de Yolanda Díaz a ambos obra en su favor. Y también su origen político, de la IU “de siempre”, más de Cayo Lara que de Alberto Garzón, probablemente el ministro al que menos le gustaría ver a su excompañera al frente de las siglas que de algún modo han absorbido a Izquierda Unida.

Todo está abierto, pues. Nada ni nadie puede hacer un pronóstico sin equivocarse. Pero que el agua suene siempre significa algo. Y la mamá de Carmela, pareja del delineante Juan Andrés, aparece en todas las quinielas. Pase lo que pase al final, esta gallega devota de Andalucía, es el nombre de moda.

Comenta esta noticia