21 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Peugeot 407 de Sánchez el "ecologista" es un diésel de los más contaminantes

La berlina que ha conducido durante 13 años, antes de subirse al coche oficial de presidente, es un modelo que no tiene siquiera filtro de partículas. Pero de eso no le interesa hablar.

"Hay que ser valientes", afirmó este miércoles en el Congreso Pedro Sánchez al ser preguntado por el revuelo suscitado por el borrador del anteproyecto de ley que La Moncloa ha filtrado en vísperas de la cumbre sobre el cambio climático que se celebrará a principios de diciembre en Polonia. 

El presidente ha soliviantado al sector automovilístico lanzando a la arena del debate público su intención de prohibir la venta de vehículos diésel o gasolina a partir de 2040, con idea de que en 2050 todo el envejecido parque móvil español sea eléctrico. 

Lo que no ha contado Sánchez es que él tiene uno de esos coches que tanto demoniza. Y además uno de la peor calaña: un diésel, a los que su Gobierno tiene intención de penalizar a partir de 2019 con un impuestazo

El famoso Peugeot 407 SW con el que el socialista recorrió dos veces España durante las primarias del PSOE, matriculado en julio de 2005 y asegurado con la Mutua Madrileña para más señas, es un modelo 2.0 HDI de 136 CV, según confirmaron fuentes del sector automovilístico a ESdiario.

 

La berlina que el presidente Sánchez tiene aparcada en su garaje es un diésel, y para más inri sin FAP, sin filtro de partículas: un dispositivo conectado al tubo de escape que elimina las partículas de hollín.

Es decir, uno de los que hoy en día se consideran como coches altamente contaminantes. No obstante, cabe señalar que en esos años regía la normativa europea sobre emisiones contaminantes Euro 4, que no obligaba a las casas fabricantes a instalar el FAP.

Durante los últimos meses Sánchez ha llevado a cabo su cruzada contra el diésel omitiendo que él ha conducido un HDI durante 13 años, hasta su llegada a La Moncloa. Ahora ya no lo necesita porque se mueve en coche oficial o en Falcon, que es como más le gusta. 

 

Es más. En los últimos meses ha presumido de presidir un Ejecutivo "ecologista" y "comprometido con la transición ecológica". Sabiendo como sabe que tiene en casa un coche de los que un buen socialista no debería conducir para dar ejemplo. 

Comenta esta noticia
Update CMP