31 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Fuera de cámara, el Ibex recibe con total desconfianza la arenga de Sánchez

El acto de Sánchez en la Casa de América.

El acto de Sánchez en la Casa de América.

El presidente quiso aprovechar el poder de convocatoria que da tener el BOE por el mango y a los agentes sociales pendientes de una nueva prórroga de los ERTEs. No fue ni flor de un día.

"España puede, la pregunta es si Pedro Sánchez puede", afirmó este lunes José Luis Martínez Almeida en su estreno como portavoz nacional del PP, parafraseando el último eslogan de la factoría Moncloa. 

Aprovechando el poder de convocatoria que da tener el BOE por el mango y a los agentes sociales pendientes de una nueva prórroga de los ERTEs, el presidente del Gobierno se hizo rodear de lo más granado del Ibex 35 para hacer un canto a la unidad. En torno a su persona. 

El acto en la Casa de América ante Ana Patricia Botín, Ignacio Sánchez Galán, Pablo Isla, Isidro Fainé, José María Álvarez-Pallete, Florentino Pérez, Antonio Garamendi y un ramillete de nombres propios de las páginas salmón sonó tan impostado que el Ibex olió la propaganda a distancia. 

Tal es así que la Bolsa, habitual caja de resonancia de cualquier noticia económica importante, recibió con sumo escepticismo y a la baja el único anuncio que hizo Sánchez a lo largo de su extensa conferencia: la promesa de que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Ejecutivo va a presentar a Bruselas elevará el PIB por encima del 2%. "En el largo plazo", matizó.  

Fuera de los flashes y los focos, el selectivo cayó un 2,29% en la sesión de este lunes, la última de agosto, y cerró el mes por debajo de los 7.000 puntos. La cotización de las entidades bancarias se comportó especialmente mal. 

En cualquier caso, el principal objetivo del presidente no era tanto económico, sino político. Aumentar la presión sobre Pablo Casado de cara a los Presupuestos y a la renovación de algunos órganos como el CGPJ. 

Lo que Sánchez intenta con el líder del PP ahora ya lo intentó José Luis Rodríguez Zapatero en 2010 y 2011 con Mariano Rajoy, en pleno azote de la anterior crisis. También el entonces presidente socialista protagonizó varios encuentros con los grandes empresarios para forzar al líder de la oposición a apoyarle casi incondicionalmente. 

Zapatero en uno de los encuentros que organizó con los empresarios entre 2010 y 2011.

 

De hecho algunos de los que estuvieron en aquellas reuniones, como Florentino Pérez, Isidro Fainé y Pablo Isla, también se encontraban entre el público este lunes. En otras de las firmas, como el Banco Santander, ha habido sucesión. 

De aquellos encuentros de Zapatero con los empresarios salió el Consejo Empresarial para la Competitividad en febrero de 2011, un lobby con interlocución habitual con La Moncloa en plena recesión que intentó llevar a Rajoy al redil de las reformas propuestas por el Gobierno. Sin éxito.

Tampoco Casado parece, por el momento, dejarse impresionar por las medidas de presión de Sánchez. Este lunes Martínez Almeida insistió en que el PP no puede apoyar unos Presupuestos cuya arquitectura económica es "incompatible" con el PP por la sola presencia de Unidas Podemos en el Gobierno.  

Este miércoles el presidente recibe al líder de la oposición en un encuentro que ninguno de los dos cree que vaya a ser muy productivo. Aunque los populares avisan de que su jefe de filas no va a "hacerse la foto" nada más.

Comenta esta noticia