16 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tremenda rajada de Jesé sobre su situación en el Madrid tras su cabreo con Emery

Tras ser sustituido, se dirigió en el banquillo a Juan Carlos Carcedo, ayudante de Emery.

Tras ser sustituido, se dirigió en el banquillo a Juan Carlos Carcedo, ayudante de Emery.

El jugador se revolvió en el banquillo con patadas y gritos tras ser sustituido en un partido donde no ofreció su mejor fútbol. Ahora habla a las claras para lanzar una advertencia a Emery.

El delantero español y ex del Real Madrid, Jesé Rodríguez, explicó en una entrevista concedida a Le Parisien que no dejó el equipo liderado por Zinedine Zidane para ser suplente en su nuevo club, el París Saint Germain. El canario se mostró contundente a la hora de confesar que dio un paso adelante para romper con su situación de suplencia por detrás de la 'BBC' de Bale, Benzema y Cristiano.

Tras un inicio complicado por una apendicitis que le alejó de la pretemporada, ya se encuentra en disposición de luchar por un hueco fijo en el conjunto que esta campaña dirige Unai Emery. Sin embargo, su cabreo el pasado fin de semana tras ser sustituido por el técnico vasco no dejó buen sabor de boca a la afición gala. Los gritos y los golpes en el banquillo mostraron una imagen del jugador muy alejada de la que nos tenía acostumbrados en el equipo blanco. 

Sus declaraciones tras este enfrentamiento llegan cargadas de intenciones para su nuevo técnico pero también para el club que le vio crecer como persona y como jugador: el Real Madrid.

"Ciertamente no vine aquí para encontrarme con la misma situación que en Madrid. Vine aquí con el deseo de jugar todos los partidos, a pesar de que sé que hay grandes jugadores en París", explicó Jesé. 

El canario anunció que Emery no le prometió una cantidad de minutos de juego porque el entrenador "no funciona de esa manera". "Te tienes que ganar tu oportunidad en el campo. De lo contrario, terminas en el banquillo. Incluso los buenos jugadores tienen que ganarse su lugar", analizó.

El futbolista niega rotundamente la polémica cláusula "antimúsica" sobre la que se rumoreó cuando firmó el contrato con el PSG. En ella el club le exigiría garantías de que estaría centrado en el fútbol y aparcaría su gran pasión. "No es cierto que haya una cláusula en mi contrato que me prohíba hacer música", confirmó el deportista. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP