19 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cazan a Sánchez y Begoña de relax en la nieve tras cobrar el paro del Congreso

Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez.

Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez.

El exsecretario general del PSOE parece seguir ajeno a la batalla interna de su partido y disfrutando la "dolce vita" de un parado. Ahora ha sido pillado en la estación aragonesa de Celer.

Pedro Sánchez parece seguir ajeno a la batalla política en el PSOE y sin desvelar sus intenciones, continúa afanado en esos viajes de placer que tantas críticas le han generado, incluso entre sus más fieles.

La última escapada de Sánchez, acompañado de su esposa Begoña Gómez y de sus dos hijas, se ha producido esta pasada semana de Reyes y ha tenido como destino la estación invernal de Cerler, en Huesca.

Según ha revelado este martes la periodista Esther Jaén en el programa Hoy en Madrid -que dirige Ely del Valle en Onda Madrid-, la familia Sánchez se dejó ver en la estación de Aramón Cerler en la primera semana de 2017, un año decisivo para su futuro político.

Aunque no existen imágenes de la estancia de la familia Sánchez, Jaén ha relatado cómo numerosos aficionados  a la nieve pudieron ver a Pedro, Begoña y sus hijas practicando esquí y snowboard.

Cerler es la estación más alta del Pirineo aragonés y sus 79 kilómetros de pista la han convertido en una de las instalaciones referentes de los aficionados al deporte invernal.

La escapadas de Sánchez han provocado notable polémica entre los pedristas, ya que su frecuencia contrasta con sus espaciadas visitas a las agrupaciones territoriales del PSOE, a las que se comprometió al renunciar a su escaño.

La última dio mucho que hablar ya que se produjo -como adelantó en exclusiva ESdiario-  el pasado 17 de noviembre, justo en el día de la Solemne Apertura de la Legislatura en el Congreso, con la presencia de los Reyes.

Las imágenes y el vídeo que publicó aquel día ESdiario en exclusiva mostraban al dirigente socialista y su mujer, Begoña Gómez, en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas.

Un paro de 11.000 euros del Congreso

Ya en verano, Sánchez disfrutó de unas largas y variadas vacaciones -Ibiza, Mojácar, Vera, el Valle de Arán... y después sorprendió con un viaje al alcance de pocos bolsillos. La Ruta 66, que atraviesa Estados Unidos, y que le llevó a visitar Los Angeles, Chicago, Santa Mónica y Miami.

Y a Estados Unidos regresó, en concreto a Washington, durante las elecciones americanas para mostrar su apoyo a Hillary Clinton, finalmente derrotada por Donald Trump, con el consiguiente cachondeo con el que las redes obsequiaron al exlíder del PSOE.

Se da la circunstancia de que el pasado 28 de diciembre, la Mesa del Congreso autorizó una indemnización a Sánchez de 11.000 euros. Esta prerrogativa de los diputados supone una especie de paro para aquellos parlamentarios que abandonan la Cámara.

Se trata de una subvención de un mes por año de ejercicio y que es incompatible con cualquier otro tipo de ingreso. Es decir, de momento el exlíder socialista reconoce no percibir cuantía alguna en concepto de prestaciones laborales.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia