25 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una exsenadora de Podemos tira de la manta y denuncia malversación y blanqueo

La exsenadora de Podemos, Celia Cánovas, en un pleno de la Cámara.

La exsenadora de Podemos, Celia Cánovas, en un pleno de la Cámara.

Celia Cánovas, que fue electa del partido morado por Tarragona, pide al juez Escalonilla que la incluya en la causa que investiga por presunta financiación ilegal. Quiere contar lo que sabe.

La disciplina cuartelaria impuesta por Pablo Iglesias en Podemos hace tiempo que saltó por los aires. Lo hizo de forma oficial cuando el exabogado del partido, José Manuel Calvente, decidió tirar de la manta ante el juez. Ahora, con tres causas judiciales que planean sobre la formación morada, otra ex se atreve a contar lo que sabe y lo que vivió durante su etapa de cargo público. Y dice contar con pruebas.

Se llama Celia Cánovas, fue senadora por Tarragona en las filas de En Comú Podem y ha decidido presentar un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, donde se investiga la presunta financiación irregular de Podemos, en el que pide personarse como parte perjudicada y acusación particular al entender que la formación ha malversado fondos y ha usado las donaciones de los cargos públicos como ella para encubrir "una operación de blanqueo".

En el escrito, la exsenadora Cánovas solicita así al magistrado Juan José Escalonilla que la incluya en el sumario que se inició con la denuncia del abogado Calvente por presuntos delitos de malversación y administración desleal.

Cánovas, que aún es afiliada de Podemos, pide que se esclarezca "el uso y destino de los fondos del partido, a cuyo montante ha contribuido". Explica que sus donaciones desde que entró como senadora en 2015 ascienden a 25.000 euros. Y denuncia que en ningún momento ha podido conocer el destino dado por la formación a ese conjunto de donaciones -tanto suyas como de otros cargos públicos- por lo que se considera "perjudicada por la posible malversación denunciada y que es objeto de las presentes diligencias instructoras".

Esta exsenadora, también abogada, adjunta incluso a su escrito de personación todos los recibos girados por la formación de Pablo Iglesias a su cuenta del Banco Santander, y explica que en 2017 y 2018, el que fuera entonces responsable financiero de los morados, Denis Thomas Maguire, contactaba con ella y con el resto de senadores para reclamarles las donaciones mensuales al partido.

 

Iglesias, este miércoles durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

 

Según ha explicado la propia Cánovas, ella pactó con el partido al principio de la legislatura donar mes a mes 1.000 euros, pero ese acuerdo duró hasta 2017, cuando la entonces secretaria de Acción Institucional y ahora vicepresidenta tercera del Congreso, Gloria Elizo, le comunicó que debía aumentar la cuantía para equiparar lo que cobraba a tres salarios mínimos, regla que se dio el partido en sus estatutos iniciales.

Cánovas relata que los problemas en el seno de Podemos comenzaron para ella cuando fue crítica con determinadas decisiones de la cúpula, momento en el que le hicieron "el vacío" y vivió una situación "muy desagradable" porque ni si quiera le dejaban intervenir en los plenos del Senado. De hecho, ha llegado a señalar que se usaron "técnicas mafiosas" contra su persona.

Ante la imposición de aumentar lo que aportaba y dado que Cánovas no estaba de acuerdo con donar más, desde Podemos, según explica el escrito, dejaron de girarle recibos "para, de esta forma, intentar poner en evidencia que incumplía con el Código Ético, condición ésta que impediría que pudiese presentarse a ningún cargo interno o público".

Esta eventualidad fue sorteada por la ahora denunciante abriendo una cuenta nueva para transferir a Podemos los 1.000 euros mensuales, y no fue hasta finales de 2018 cuando le volvieron a indicar dónde debía hacer las aportaciones. Así, en enero de ese año aportó 3.000 euros y, tras esto, dejó de hacer nuevas donaciones "debido al enfado" que tenía.

El certificado del tesorero

En 2019, recibió un certificado emitido por el nuevo responsable de finanzas del partido, Daniel de Frutos, en el que señalaba que había aportado en 2018 un total de 5.000 euros, algo que a su juicio contrasta con los 3.000 euros que realmente donó al partido.

"A la vista del contenido de las presentes diligencias y del Informe del Tribunal de Cuentas, así como de la nula información y transparencia sobre el destino dado por el Partido a las donaciones, entendemos que el mencionado Certificado no ha sido debido a un error tipográfico, sino que, pudiera ser debido a un presunto encubrimiento de una operación de blanqueo, dicho sea sin perjuicio del resultado de la instrucción", denuncia en su documento al juez Escalonilla.

En el escrito, la abogada y exsenadora solicita además que se cite a declarar a Maguire y a De Frutos, y que Podemos aporte la certificación de las donaciones hechas por los cargos públicos, diputados y senadores entre 2016 y 2019. Asimismo, solicita que el partido facilite al juzgado la cuenta bancaria donde ingresaban las donaciones y el libro contable que detalla el destino de las mismas.

Cabe recordar que el juez Escalonilla ha citado a declarar en esta causa y entre otros - el próximo 20 de noviembre- a Juanma del Olmo, mano derecha de Iglesias tanto en el partido como en la Vicepresidencia segunda del Gobierno.

Comenta esta noticia