06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La familia Franco lleva a Europa su definitiva batalla legal contra La Moncloa

La exministra de Justicia, Dolores Delgado, el día de la exhumación de los restos de Franco.

La exministra de Justicia, Dolores Delgado, el día de la exhumación de los restos de Franco.

Los herederos no se resignan y mueven su última ficha en su guerra contra Sánchez y Carmen Calvo por la exhumación. Estrasburgo tendrá la última palabra.

El gobierno progresista se encuentra atrapado en su gestión de los problemas del presente y en sus líos con el pasado.

En breve, Pedro Sánchez va a tener que hacer frente a la petición de la juez argentina María Servini para interrogar al exministro de la UCD, Rodolfo Martín Villa. Y frenar los intentos de Podemos de investigar en pleno Congreso al rey emérito Juan Carlos I. Y, para completar el tridente, regresa la familia Franco con su batalla legal contra La Moncloa.

Los nietos de Francisco Franco han acudido al Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra los acuerdos del Gobierno de exhumar al dictador del Valle de los Caídos y también contra las sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional que avalaron dicha decisión.

Alegan que el Gobierno "ha expropiado de hecho" el cadáver de su abuelo porque deben pedir autorización para visitarlo y denuncian expresamente vulneración de sus derechos a la vida privada y familiar, y a un proceso equitativo y denuncian discriminación por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

 

El recurso incide en que la exhumación de los restos mortales de Franco del Valle de los Caídos se realizó con fundamento en una ley que no cumple los requisitos de generalidad y claridad exigidos por la Convención Europea de Derechos Humanos.

En el comunicado difundido por el despacho Hernández-Canut, que es el que ha presentado el recurso, se insiste que "bajo la apariencia de una legislación general o imparcial" no tenía otro objetivo que proceder exclusivamente a la exhumación de los restos de Franco. Se trataría por tanto de una ley de "caso único" que vulneró las garantías del derecho a la vida privada y familiar de los demandantes "en la vertiente de derecho a disponer de los restos mortales de los familiares fallecidos".

Así, continúa el escrito, se ignoró la designación por los nietos de Franco del lugar de reinhumación de los restos -en la catedral de La Almudena-, fijando arbitrariametne el cementerio de Mingorrubio y obviando así lo que dice la ley al respecto, que prevé la fijación por las administraciones públicas en casos como discrepancias entre familiares o falta de fijación de un lugar que no se dieron en este caso.

Esta norma de caso único vulnera asimismo la prohibición de discriminación al vulnerar el derecho de igualdad ante la ley porque, pese a ordenarse como de urgente y utilidad pública la exhumación de todos los restos del Valle de los Caídos, el único en salir de allí por el momento ha sido el del dictador "sin que a la luz de las declaraciones públicas de los miembros del Gobierno , la ley vaya a tener otra aplicación".

Así, la familia Franco habría obtenido un trato perjudicial respecto de los familiares del resto de las 191 personas inhumadas en el Valle "sin ser víctimas de la Guerra Civil", y dicha discriminación lo sería por razones políticas.

El TEDH deberá ahora decidir sobre la admisión a trámite de la demanda y, en caso de hacerlo, solicitará al Gobierno la presentación de alegaciones a las que los demandantes podrán responder.

M.B
Comenta esta noticia