13 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La caída en desgracia del portavoz del PSOE: Sánchez calla a Óscar Puente

La coalición entre Sánchez e Iglesias no ha hecho sino agravar la situación del también alcalde de Valladolid, que más que un cargo orgánico en el PSOE pareciera tener un título honorífico.

El lunes hubo Comisión Ejecutiva Federal en el PSOE. En teoría, como casi siempre, iba a ser el secretario de Organización del partido el que diera la rueda de prensa posterior, pero el affair Delcy obligó a Ferraz a cambiar de planes y esconder a José Luis Ábalos

Óscar Puente, el supuesto portavoz del partido, al menos sobre el papel, calentaba en la banda. Pero tampoco entonces fue su día: salió, por contra, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona. Y él se quedó en el banquillo un lunes más.

El también alcalde de Valladolid fue nombrado portavoz del PSOE hace dos años y medio y desde entonces sobran dedos para contar las comparecencias que ha protagonizado en Ferraz (en concreto seis), donde deslizan que Pedro Sánchez tardó poco en arrepentirse de su decisión. 

Puente se las prometía felices cuando en verano se frustró el pacto entre Sánchez y Pablo Iglesias y su jefe de filas le dejó que soltara la lengua y el dedo contra Podemos, Ciudadanos y todo lo que se le cruzara. De aquella época es este tuit, por ejemplo, que levantó ampollas porque la fotografía fue captada en una zona privada del Congreso:

 

Pero el portavoz del PSOE duró suelto lo que duró la campaña. Y ahora que Sánchez e Iglesias son un matrimonio aparentemente bien avenido, el presidente no quiere que nadie lo estropee. Y Puente es experto en polémicas. 

Además, su situación se ha agravado a raíz del feroz enfrentamiento que mantiene con su compañero y alcalde de León, José Antonio Diez, por la ofensiva leonesista que viene liderando éste en los últimos meses, en contraposición a Valladolid. También han sido sonadas sus discusiones con el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, de Cs. 

Sin embargo, a pesar de que Sánchez lo tiene congelado, él no se da por aludido. Cuando se formó el Gobierno Puente presumió de que podía haber ido al Consejo de Ministros si hubiera querido, pero que no lo hizo por su compromiso con la ciudad del Pisuerga. "Ser alcalde de Valladolid es un privilegio del que quiero seguir disfrutando", señaló entonces.    

Pero la realidad es que Sánchez lo manda cada vez más lejos. De hecho próximamente va a incorporarse al Consejo de las Regiones de Europa como representante de la Federación Española de Municipios y Provincias, en sustitución del alcalde de Vigo, Abel Caballero

Comenta esta noticia