30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Salarios, renovaciones y duelos internos en Barcelona

Ter Stegen, portero del FC Barcelona.

Ter Stegen, portero del FC Barcelona.

Diversas informaciones apuntan a que Ter Stegen, De Jong y Lenglet son los tres únicos miembros del Barça que no han firmado contra la reducción de sueldos impuesta por el club.

Casi 500 millones de euros en deudas, cerca de 100 millones de euros en pérdidas este año. Esas son las cifras que se manejan en el despacho del Barcelona para cerrar la temporada anterior, en la que pudieron dar ingreso a Pedri y Trincao previo a todo el desastre pandémico que puso el planeta de cabeza.

Pero como es costumbre últimamente, en el equipo las cosas no tienen un solo matiz o un solo asunto, más bien cada problema que surge viene con una carga considerable y esta vez la institución por completo tiene un frente abierto con la primera plantilla de fútbol masculino, la que más dinero gasta en el año en cuanto a salarios y otros detalles.

La reducción salarial que se impuso al final de la 19/20 fue lógica y aceptada por la plantilla, pero ahora que se han liberado de gruesos económicos como los de Rakitic, Suárez y Vidal, se asoma un nuevo recorte que está fijado en 30% y parece que los jugadores no están por la labor de aceptarlo.

De hecho, desde Radio Catalunya y otros medios locales ya se habla de una realidad más que de una posibilidad, incluido un burofax en el que hasta 21 jugadores firmaron en contra de esta decisión tomada desde los despachos. El problema real surge en que la plantilla tiene 24 en el primer equipo.

Aunque es realmente complicado el tema, este asunto puede dejar un precedente desagradable para estos tres jugadores, ya que además de tener en contra 21 compañeros, se le está llevando la contraria a un grupo en el que están, por mencionar algunos, Messi, Busquets, Alba y Piqué, capitanes y pesos pesados del vestuario.

Y más grave aún al saber que estos tres tienen a Ter Stegen como nombre principal, junto a Lenglet y De Jong. El arquero viene demostrando una verdadera imagen institucional desde hace meses, cercano en casi cada movimiento importante dentro del club y hasta con muestras públicas en redes sociales. Distintos sectores del barcelonismo le ven como futuro capitán y que ahora haga soporte al club en medio de una complicada situación, fortalece su imagen ante socios y seguidores.

La complicación puede extenderse ya que el meta sigue con la renovación en el aire, tanto por el tema covid como por el hecho de no ponerse de acuerdo con el club. Este hipotético choque, podría dejar secuelas considerables porque su peso en el club crece tanto en lo deportivo como fuera de este escenario. La posibilidad de que Messi se vaya libre sigue en pie, por lo que podrían irse dos baluartes del equipo.

La posible falsificación de firmas para la moción de censura, el burofax de Messi y que todo este recorte de salario pueda terminar en la corte de no llegar a un acuerdo antes del 5 de noviembre, envuelven al club en medio de una tormenta que puede reventar en cualquier momento sin medir lo que deja a su paso.

Comenta esta noticia
Update CMP