22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El economista Rallo desmonta la propaganda de Podemos sobre la deuda de Madrid

Iglesias junto a Carmena.

Iglesias junto a Carmena.

En un artículo ha puesto negro sobre blanco la verdad a medias que los de Pablo Iglesias están usando para sacar pecho de su gestión allá por donde van. Los números dicen lo que dicen.

Con Manuela Carmena, es decir Ahora Madrid, es decir Podemos, la deuda del Ayuntamiento de Madrid se ha reducido en 1.000 millones de euros en el último año. Es el argumento de brocha gorda que repite machaconamente el partido de Pablo Iglesias desde que a mediados de junio el Banco de España publicó las últimas cifras de endeudamiento de las corporaciones locales.

Este fin de semana, sin ir más lejos, Íñigo Errejón sacaba pecho de ello en un mitin de En Marea en Pontevedra, para sacudirse esa crítica extendida de que el partido morado no sabe gestionar: 

"Hoy, algún tiempo después de ganar los ayuntamientos del cambio para la gente, tenemos que decir muy orgullosos, con humildad pero con muchísimo orgullo, que gobernamos mejor. Allí donde gobernamos reducimos la deuda de los ayuntamientos, 1.000 millones menos de deuda en el Ayuntamiento de Madrid, allí donde gobernamos se abren comedores para que nadie se quede sin tres comidas al día (...). Gobernamos mejor y lo hemos demostrado".

Ocurre, sin embargo, que los números de los que presume Podemos son una verdad a medias. Y así se ha encargado de destaparlo el mediático economista Juan Ramón Rallo en un artículo en La Razón que le está provocando airadas críticas por parte del ciberactivismo podemita.

En él, Rallo sitúa el origen del descenso de la deuda del Ayuntamiento de Madrid en la gestión de Ana Botella, mal que les pese a Rita Maestre y compañía. Porque si con Carmena el pasivo del Consistorio se ha reducido, con Botella lo hizo más. 

El economista da las cifras contantes y sonantes, sin mucho lugar a discusión: "Entre el segundo semestre de 2014 y el primero de 2015 (etapa de Ana Botella), la deuda del Ayuntamiento se contrajo en 1.286 millones; en cambio, en el segundo semestre de 2015 y el primero de 2016 (etapa Carmena), la deuda cayó en 1.074 millones".

Y sostiene a renglón seguido: "Si los resultados de Ahora Madrid fueron tan espectaculares, entonces habría que calificar a los de Botella de mucho más espectaculares". Resultado que, no obstante, atribuye al estrecho marcaje al que el Ministerio de Hacienda está sometiendo a los ayuntamientos para que no gasten más de la cuenta.  

La pregunta ahora es, ¿será capaz Carmena de mantener el ritmo de descenso de la deuda en los dos próximos ejercicios". Y Rallo tiene claro que no: "Entre 2016 y 2017, la deuda municipal debería reducirse en 2.200 millones de euros: de momento sólo lo ha hecho en 200 y Ahora Madrid, en el ya mentado Plan Económico-Financiero, amenaza con hacerlo sólo en 1.300. ¿La razón? Que, esta vez sí, quieren incrementar el gasto público en 1.000 millones de euros al año. Si Hacienda no se lo impide, será entonces cuando comprobaremos que más gasto público es más deuda o, al menos, mucha menos reducción de deuda".

Como era de esperar, su artículo no ha sentado nada bien entre los simpatizantes de Podemos, que están intentando desacreditarle en las redes sociales y acusándole de escribir al dictado del PP.

Comenta esta noticia
Update CMP