29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El silencio de Carmena retumba en Madrid: fue ella la que más abandonó al Sur

Protesta en Villa de Vallecas.

Protesta en Villa de Vallecas.

La exalcadesa de Madrid prometió grandes cosas a los olvidados que nunca llegaron. Ellos se la devolvieron. Ahora Errejón reclama a Díaz Ayuso lo que su socia no hizo en cuatro años.

Pidió Isabel Díaz Ayuso durante su comparecencia junto a Pedro Sánchez que el activismo "dé un poco de respiro", que afloje, después de un fin de semana marcado por las protestas en los barrios afectados por las restricciones de movilidad. "El activismo constante sobre Madrid es excepcional y a nadie se le escapa", se quejó la presidenta madrileña. 

Pero no parece que su petición vaya a ser atendida. Más bien al contrario. La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, la Asociación en Defensa de la Sanidad Púbica de Madrid, el PSOE-M, Más Madrid, Podemos, IU y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras hicieron público este lunes una declaración conjunta en la que anuncian una movilización para el 27 de septiembre. Otra. 

Demandan para las 37 áreas básicas afectadas refuerzo de los centros de salud, garantías habitacionales para el confinamiento de casos y contactos, más y mejor transporte público, más medios para las residencias, más personal docente en los centros educativos, más recursos para los Servicios Sociales y la compatibilidad de la renta mínima de inserción con el ingreso mínimo vital, entre otras cosas. 

El Gobierno de Díaz Ayuso, afirma el líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, le perdona impuestos a los ricos y luego pide ayuda a Pedro Sánchez para "segregar a los barrios del Sur". Pero sorprende el silencio en toda esta polémica de la que fuera alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que no ha avalado las tesis de la plataforma con la que se presentó a las elecciones municipales de 2019. 

 

Tal vez tenga algo que ver lo que este lunes recordó el actual alcalde, José Luis Martínez Almeida. Durante el mandato de Carmena, que siempre presumió de que venía a reequilibrar los distritos del Sur, el Ayuntamiento presupuestó y ejecutó 68 millones de euros en equipamientos para esos seis distritos. El actual equipo del PP y Ciudadanos lleva, según Martínez Almeida, 163 millones en 15 meses.

"Aquí no hay madrileños de primera o madrileños de segunda (...). No estamos para controversias ni broncas", sostuvo el alcalde de la capital. 

Más allá de las cifras de inversión, lo cierto es que el año pasado Carmena perdió la Alcaldía precisamente porque los barrios del Sur, como Vallecas, Usera y La Latina, le dieron la espalda tras haberse sentido engañados y defraudados por una alcaldesa que, supuestamente, venía a acordarse de los olvidados. 

En 2015 votaron a Carmena 519.210 madrileños. En 2019 fueron 503.990, lo que supone 15.220 votos menos que, a la postre, resultaron capitales para que perdiera la Alcaldía. La desmovilización de los barrios del Sur fue clave.

En Puente de Vallecas Carmena perdió dos puntos y más de 5.000 votos; en La Latina, también dos puntos y 4.000 votos; en Carabanchel, 2.000 votos; en Usera, 1.200; en Villa de Vallecas, otros 1.000; en Villaverde, casi 2.000. Una sangría que se hizo insoportable para Más Madrid

"Hay que dignificar los barrios del Sur", solía decir la exalcaldesa. La dignificación que ahora los suyos le reclaman al PP

 
Comenta esta noticia