21 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una periodista de TVE alerta de otra oleada acelerada de enchufes antes del 28-A

Rosa María Mateo, junto a Pedro Sánchez en el acto de los primeros 100 días de gobierno del PSOE.

Rosa María Mateo, junto a Pedro Sánchez en el acto de los primeros 100 días de gobierno del PSOE.

En la cadena pública se ha desatado el "sálvese quién pueda". Y los más cercanos al PSOE y Podemos buscan blindarse ante un posible vuelco político en las generales de abril.

Las encuestas han puesto nervioso a un sector de la plantilla de RTVE. Y el anuncio de Rosa María Mateo de que presentará su dimisión inmediata al nuevo gobierno que salga de las urnas del 28-A, ha impulsado a muchos de sus afines a buscar un blindaje en los destinos más apetecibles de la Corporación Pública.

Y mientras las audiencias se desploman y los nuevos formatos levantados por Rosa María Mateo cosechan un fracaso tras otro, los pasillos de TVE y RNE son un hervidero de rumores, maniobras, negociaciones y visitas a los despachos de la planta noble.

Una de las exdirectivas de la cadena, -Carmen Sastre, exjefa de Nacional de los Informativos- cesada tras la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa y la elección de Mateo como Administradora Única, ha puesto sobre la pista de una inminente oleada de nombramientos, en este caso en las codiciadas corresponsalías en el exterior.

Según esta denuncia, algunos de los líderes de los conocidos como viernes negros han pedido el pago a sus servicios prestados.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP