05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una comensal de "First Dates" llama "cani" a su cita y Cuatro "sale beneficiada"

Andrea, una comensal de "First Dates" en Cuatro

Andrea, una comensal de "First Dates" en Cuatro

Los malos modales de una joven con su cita en el programa presentado por Carlos Sobera tuvieron importantes consecuencias. No solo la audiencia se quejó, sino que también afectó a la cadena.

Este lunes, una de las citas que se produjeron en First Dates no dejó indiferente a nadie. Andrea, una auxiliar de enfermería de 22 años acudió al programa de Cuatro en busca del amor, aunque no empezó con muy buen pie ya que aseguró que o cae muy bien o cae muy mal a la gente. No obstante, aseguró que eso le encantaba ya que para bien o para mal iban a hablar de ella y eso significaba que iba a "destacar".

Asimismo, la joven no se cortó ni un pelo a la hora de decir qué opinaba del que iba a ser su pareja durante la cita. "No me lo puedo creer", dijo Andrea nada más ver a Ángel, un cocinero de 27, que se describió como una persona que siempre intenta sacar el lado positivo de las cosas.

El programa

"No me ha gustado para nada su aspecto ni su forma de vestir. No hay por dónde cogerlo. Es un cani", dijo la joven. Ángel, por su parte, aseguró que Andrea sí que le había gustado de primeras. Pero ella seguía empañada en que él era un "cani" y que los tatuajes que llevaba eran una prueba de ello e incluso se lo dijo a la cara durante la cena. Unos comentarios que no gustaron nada a los espectadores.

"A mí me gustan los tatuajes bonitos y a ti te gustan los tatuajes horribles", le soltó a Ángel. "Te veo muy cani, de flipadillo. Me das esa sensación", dijo Andrea dejando al joven completamente impactado con sus palabras. "Físicamente no es agraciado y también entiendo que una chica no quiera estar con un niño feo", dijo Andrea detrás de las cámaras.

Asimismo, añadió que le parecía que Ángel era un "viva la vida". Tampoco se cortó a la hora de decir que si el chico salía de fiesta para ligar, con esa cara se iba "a comer un mojón". Así que, como era de esperar, Andrea no quiso tener una segunda cita con él, aunque a él sí que le hubiera gustado.

A pesar del desastre de cita, Cuatro salió beneficiada. El culebrón enganchó muchísimo a los espectadores de First Dates e hizo que el programa presentado por Carlos Sobera registrara este lunes un sorprendente 7,1% de cuota de pantalla y 1.386.000 espectadores. Una cifra muy por encima de la que lleva cosechando los últimos meses.

Comenta esta noticia