27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Andalucía se rebela contra la "dejadez absoluta" de Sánchez ante el virus

Juanma Moreno, junto a Pedro Sánchez

Juanma Moreno, junto a Pedro Sánchez

El Gobierno de Juanma Moreno exige al Ejecutivo que reaccione ya ante el avance imparable de los contagios y avisa de que no contempla volver a otro confinamiento extremo.

El Gobierno de Andalucía que preside Juan Manuel Moreno se ha rebelado contra los bandazos del Ejecutivo de Pedro Sánchez y ha reclamado que se ponga manos a la obra cuanto antes para evitar que los efectos del coronavirus en la sociedad y en la economía sean aún más devastadores.

Ha sido el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, el que ha puesto voz a las quejas de la Junta, señalado que, por el momento, no se contempla otro confinamiento como el que se vivió durante los meses más duros de la pandemia, al tiempo que ha criticado que el Gobierno central ha pasado de "querer controlarlo todo a ejercer una dejadez absoluta" y al PSOE andaluz le ha pedido, "ya que no ayuda, que no estorbe".

 

En una entrevista con Europa Press, Bendodo, que achaca la expansión del virus a la apertura de la movilidad, asegura que la Junta ahora no contempla otro confinamiento porque en Andalucía la pandemia "está controlada y contenida". Y esto se ha conseguido, a su juicio, gracias a la política de anticipación que ha caracterizado la gestión del Gobierno andaluz, de ahí que "prácticamente ningún brote en Andalucía haya superado los diez casos, porque se han localizado a tiempo, se han aislado a tiempo, se han confinado a tiempo y se ha establecido la trazabilidad a tiempo".

"Una comunidad con ocho millones de personas, que en verano puede aumentar su población con dos millones más, evoluciona mejor que otras comunidades autónomas gracias a la anticipación y al control que estamos teniendo desde la Junta", ha agregado.

Así las cosas, sostiene que se está viviendo "una situación inédita y seguro que se pueden hacer las cosas mejor", si bien en Andalucía "la clave ha sido la anticipación y tomar decisiones rápido para que el virus no nos atropelle, y no nos ha atropellado como en otras comunidades autónomas".

El "pendulazo" desde el Gobierno central

En cualquier caso, aunque Bendodo entiende que todas las administraciones públicas habrán cometido errores ante una situación que es "absolutamente novedosa y ante un virus que no sabemos cómo evoluciona", la diferencia entre la gestión que ha hecho el Gobierno de Andalucía y el de España es que "aquí nos hemos regido para tomar acciones exclusivamente por criterios sanitarios, el Ejecutivo de la Nación ha primado algunas veces los criterios políticos, de equilibrio territorial y de apoyos parlamentarios por encima de los sanitarios" y esto, ha apostillado, "es una gran irresponsabilidad".

De hecho, censura que el Gobierno de España "ha hecho un auténtico pendulazo" porque "ha pasado del control absoluto a una dejación de funciones absoluta". Como ejemplo, ha opinado que es "un disparate" que haya 17 vueltas al colegio distintas en función de cómo la organice cada comunidad autónoma.

 

Pero no solo eso, el consejero de la Presidencia ha lamentado que el Gobierno central no ha dado respuesta a ninguna de las reclamaciones que le ha planteado Andalucía y que "no son cuestiones para la confrontación política sino de sentido común, cosas que nos pide la gente en la calle".

Una de ellas es la ampliación de los ERTE hasta final de año porque "lo complicado no viene ahora, lo complicado vendrá en octubre y hay que salvar empresas y darles liquidez hasta que llegue la vacuna". "Las empresas que se salven podrán reflotarse de cara al futuro, pero las que cierren lo harán para siempre", ha advertido.

Asimismo, en el reparto de los fondos que llegan a Andalucía desde el Gobierno central para hacer frente a las consecuencias de la pandemia, Bendodo insiste en que "el Gobierno del cambio hace suyo el mensaje de los expresidentes socialistas Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz de que los fondos que llegaban del Estado a las comunidades tienen que repartirse en base al criterio de población".

 

Comenta esta noticia