17 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pardo se disculpa por señalar a votantes de Vox de Marinaleda en su programa

El partido de Santiago Abascal criticó con dureza el reportaje, que también hizo arder las redes sociales, y la periodista ha querido zanjar la polémica admitiendo que fue "desafortunado".

Ser votante de Vox en el pueblo más comunista de Andalucía y es posible que de España exige mucho valor. Y eso es lo que pretendió mostrar el programa Liarla Pardo de La Sexta. Pero el resultado fue bastante más desafortunado. Ardieron las redes con quejas, además de la dura crítica del partido de Santiago Abascal, y la periodista ha tenido que pedir disculpas.

"Ayer nos equivocamos. El reportaje de Marinaleda fue desafortunado. Y por eso, mis disculpas", ha escrito en su perfil de Twitter la presentadora de La Sexta, admitiendo que se puso en el punto de mira a unos vecinos, violentando su derecho a la privacidad de su voto.

 

En las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre, Vox fue votado por 44 ciudadanos en el municipio sevillano de Marinaleda, con menos de 3.000 habitantes, donde gobierna el comunista Juan Manuel Sánchez Gordillo desde 1979, y en el que Adelante Andalucía obtuvo un 68,7% de los sufragios.

El programa que conduce Pardo mandó a una reportera a tratar de hablar con los votantes de Vox. Y para encontrarlos, entrevistó a unos cuantos vecinos. Uno de ellos se refería así sobre los electores del partido de Abascal: "Yo no los voy a respetar. Lo siento, pero no los voy a respetar", "están camuflados, pero la gente los conoce".

 

"Aquí podría vivir un votante de Vox", afirma en un momento del reportaje la periodista de La Sexta señalando una casa. Previamente, aseguraba que había conseguido que los vecinos le proporcionen una dirección, mientras de fondo se escuchaba la voz de una vecina dando las últimas indicaciones: "allí, donde están aquellos niños". Las cámaras enfocan la casa, la calle y un coche. El vecino se limita a decir: "Eso se queda en el pueblo". La reportera insiste: "Hemos visto qué personas han votado a Vox". "Eso se queda entre nosotros. Lo siento mucho", responde el ciudadano.

"¿Por qué no quieren hablar? ¿Temen sufrir represalias?", se pregunta, acto seguido, la periodista, quien después interpela a otra vecina: "¿Usted a quién ha votado?". Y la ciudadana responde atemorizada: "No lo sé".

El partido de Abascal reaccionó tras la emisión del programa, asegurando en Twitter que el citado reportaje "es lo más repugnante que un canal de tv ha hecho en España. La Sexta sobrepasa todos los límites democráticos y los códigos deontológicos del periodismo, señalando dónde viven los votantes de VOX. Junto con Iglesias, serán responsables de lo que les pueda ocurrir".

Cristina Pardo ha sido consciente de ello y ha tratado de remediarlo saliendo a pedir perdón.

 

Comenta esta noticia
Update CMP