Toni Gaspar apela a la sensibilidad ante la pausa de la variante de Pedralba

Carretera de Pedralba.

Carretera de Pedralba.

El presidente de la Diputación defiende el sufrimiento de los vecinos del municipio ante una obra paralizada que desde hace cinco años intenta ser ejecutada.

Tras la decisión de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente de suspender de nuevo cautelarmente la Declaración de Impacto Ambiental necesaria para que la corporación provincial ejecute la Variante Sur de Pedralba, el presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, ha mostrado su lamento y apela a "ser sensibles con las vecinas y vecinos de Pedralba, que son los principales perjudicados". El objetivo de este proyecto es permitir desviar el tráfico pesado del municipio y mejorar la seguridad en la CV-377.

La obra, cuyo proyecto de ejecución está listo desde 2015 por el área de Infraestructuras y Carreteras que dirige Rafa García, está a la espera de autorización para empezar a ser ejecutada. Según recuerda el vicepresidente García, se trata de un estudio "basado en un estudio de soluciones y alternativas muy completo".

La Diputación concluyó la variante norte de Pedralba a finales de 2013, con una inversión de 5 millones de euros, y a comienzos de la siguiente legislatura lo tenía todo preparado para iniciar las obras de la VarianteSur, que quedó paralizada en 2016 con una primera suspensión cautelar decretada por la Conselleria en espera de si salía adelante la modificación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN).

En este tiempo, el área provincial de Carreteras consensuó con Pedralba la mejora de la seguridad vial de la CV-377 a su paso por el municipio con la instalación de semáforos inteligentes, en espera de la licencia administrativa de conselleria para ejecutar la Variante Sur y resolver definitivamente el problema de seguridad para las personas que viven en Pedralba y su entorno.

Tres años después, sin haberse modificado el PORN y tras finalizar la suspensión cautelar, la Diputación retomó el proceso para llevar adelante la ejecución de la Variante Sur de Pedralba, con la obra contratada y la Declaración de Impacto Ambiental prorrogada hasta 2022 por la conselleria. También está en vigor la declaración de urgente ocupación que permite las expropiaciones, de las cuales se han publicado las actas previas en el BOP, a principios de mes.

Desde el área de Infraestructuras y Carreteras de la Diputación se señala que la convocatoria para el levantamiento de actas previas a la ocupación, fijada para el 30 de septiembre, se mantiene al tratarse de un acto administrativo que no conculca ningún derecho ni supone un acto irreversible.

Comenta esta noticia