18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

RTVE silencia el espectáculo machista de dos invitados de Operación Triunfo

Pablo y María, en un momento de su "actuación"

Pablo y María, en un momento de su "actuación"

Una de las peores escenas de la historia de la televisión pública apenas deja protestas internas en quienes tomaron el ente con cargos como el de Directora de Igualdad.

"Echo de menos tu culo". "Eres un mantecón". "Lo primero que haremos al salir es follar". El espectáculo reincidente de Pablo y María, novio el primero de la concursante de Operación de Triunfo, ha batido todos los récord de zafiedad machista en el primer time de una televisión pública.

Pero apenas ha generado réplicas internas entre quienes, hasta la moción de censura, se erigieron como guardianes de los valores del ente público: la independencia informativa o la igualdad entre hombres y mujeres.

 

Ni el colectivo Mujeres de RTVE, ni el Consejo de Informativos, inductores de la campaña #ViernesEnNegro y principales beneficiarios de la purga de Rosa María Mateo que afectó a más de cien profesionales y elevó a cargos de responsabilidad a muchos de ellos, apenas han levantado la voz por la cesión del horario de máxima audiencia a una pareja que inundó la pantalla de vulgaridad y machismo, según los parámetros que esos mismos grupos aplicaban en el pasado.

Los colectivos que decían tutelar la independencia o la igualdad en RTVE se han callado o apenas protestado por el espectáculo en prime time

Solo la 'Plataforma por una TVE Libre', que agrupa a un centenar de profesionales del ente damnificados por la "limpieza ideológica", reaccionó ante el bochorno y exigió una respuesta oficial de la Corporación encabezada por Rosa María Mateo y de los altos cargos que, tras el acuerdo entre PSOE y Podemos, desembarcaron en los puestos de dirección de la casa: Begoña Alegría, Fran Llorente o Alicia G. Montano, nombra precisamente editora de igualdad para garantizar que no ocurrieran cosas como la que ocurrió.

"Exigimos hoja de ruta de y sus "editoras de igualdad" que cobran un elevado salario público y a le Exigimos disculpas públicas a la audiencia en el programa", explica la Plataforma en sus redes sociales tras enlazar la noticia de ESdiario que este jueves enmarcaba la escena de Pablo y María en el contexto de gravedad que el presentador del espacio, Roberto Leal, ignoró hasta el punto de reír la conversación entre ambos y jalearla.

Pero según este colectivo, principal denunciante de la purga ideológica de Mateo y de la cadena de nombramientos y subidas de sueldo posteriores a los afines a PSOE y Podemos, la única respuesta que ha recibido es el bloqueo en Twitter por parte del perfil institucional de RTVE.

El Consejo de Informativos, del que han salido numerosos nombramientos como el de su antiguo vicepresidente, Xabier Fortes, para dos programas matinales en La 1; tampoco se ha pronunciado al respecto del uso de un medio público para ensalzar las barbaridades de Pablo y María, una concursante que ya había protagonizado escenas insultantes a cuento de Willy Toledo y que, antes de dejarse incluso tocar el trasero en directo, se negó sin embargo a cantar literalmente una canción de Mecano que incluía la palabra "mariconez".

 

Por su parte, el grupo Mujeres de RTVE o la editora de Igualdad, Alicia G. Montano -una de las candidatas a presidir el ente según todas las quinielas-, se limitaron a emitir una queja en Twitter por la zafiedad de la escena, sin exigir explicaciones, disculpas o decisiones a la Administradora Única de la Corporación, Rosa María Mateo.

En la víspera del escándalo, Mateo trató de justificar el hundimiento en audiencias de toda RTVE atacando a Antena 3 o Telecinco al asegurar que, mientras esas cadenas se dedicaban al espectáculo, TVE se centraba en los productos serios.

Comenta esta noticia
Update CMP