22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alto sueldo y vivienda de protección oficial: así vivía uno de los terroristas

Algo está fallando en nuestra sociedad cuando un joven, totalmente integrado y con un trabajo muy bien remunerado: más de 2.000 euros al mes, es capaz de crear tanto odio y ansia de matar.

Mohamed Hichamy, marroquí, de 24 años, no era precisamente un joven parado sin esperanzas en la vida y "maltratado" por Occidente. Algo está fallando cuando una persona perfectamente integrada en la sociedad, y beneficiándose de ayudas del Estado (en este caso para la adquisición de una vivienda), decide convertirse en un asesino con ideales perturbados, cargados de odio y desprecio a la vida y a todo lo que le rodea.

Mohamed Hichamy era encargado del alquiler de los vehículos, viajó el pasado año a la ciudad de Zúrich (Suiza), donde podría haber entrado en contacto con la doctrina yihadista y haber iniciado así su proceso de radicalización, o al menos así lo cree la investigación.

Trabajaba como encargado de Conforsa, empresa en la que ganaba más de 2.000 euros al mes, según testimonios de vecinos de Ripoll, localidad donde residía. Concretamente, vivía en el carrer Antonio Gaudí Cornet, 27, una Vivienda Protegida (VPO) en la que también habitaban otros miembros de la célula responsable del salvaje atentado terrorista, con los que mantenía una relación estrecha. 

En la manifestación convocada el pasado sábado por familiares de los responsables del ataque, en la que expresaron su rechazo por el terrorismo, una de sus tres hermanas mostró su incredulidad por lo sucedido. Suplicó que fuera un error y pidió por que "no fueran ellos". Pero sí eran. Él murió abatido por los Mossos d' Escuadra la madrugada del viernes en Cambrils junto a sus otros cuatro compañeros.

La prioridad ahora es encontrar al conductor huido 

Mientras tanto, la máxima "prioridad" ahora es la búsqueda de Younes Abouyaaqoub, después de que se haya confirmado que era el conductor de la furgoneta y autor material del atentado de Barcelona. 

Los Mossos d'Esquadra han informado de que priorizan la captura de Abouyaaqoub sin descartar más detenciones, y han pedido colaboración ciudadana advirtiendo de que podía haber cambiado de ropa y aspecto con respecto a las imágenes suyas que se han difundido escapando de Las Ramblas a pie en dirección a la Avenida Diagonal.

La víctima número 15 es Pau Pérez

Los Mossos han confirmado que Younes Abouyaaqoub era el conductor de la furgoneta que atentó en Barcelona y también era el conductor del vehículo interceptado poco después en Sant Just Desvern (Barcelona) y que huyó. 

Según la policía autonómica catalana, Abouyaaqoub habría asesinado primero con arma blanca al propietario del vehículo que uso para huir, un Ford Focus. Por tanto, el dueño del coche, el cooperante Pau Perez, se ha convertido en la víctima número 15 de esta célula terrorista. 

Comenta esta noticia
Update CMP