09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un gesto de Piqué mientras sonaba el himno de España le pone en el disparadero

Captura de pantalla del  vídeo que corre por las redes sociales.

Captura de pantalla del vídeo que corre por las redes sociales.

El jugador del FC Barcelona desmintió a los pocos minutos de terminar el encuentro que su movimiento con la mano significara nada más allá. Nunca le ha faltado el respeto a este país.

No hay día en el que Gerard Piqué no acapare los titulares de la prensa deportiva por lo que dice o, como en este caso, por lo que hace. Aunque los dos goles de Croacia (2-1) nos hayan dejado segundos y nos manden directamente al lado más complicado del cuadro, las redes sociales estuvieron más pendientes de su reacción tras la polémica por su gesto con los dedos que de pensar en el próximo enfrentamiento. 

Pocos minutos después del final del partido el jugador publicó en sus redes sociales un tuit desmintiendo que su movimiento con los dedos durante el  himno de España en los momentos previos al encuentro ante Croacia se tratara de una "peineta" como se estaba diciendo. "Me crují los dedos en el himno, vamos a ganar esta Eurocopa todos juntos", fue su mensaje para acallar los comentarios. 

"Jamás le faltaría al respeto al himno. Creo que me conocéis. Hemos venido a ganar la Eurocopa. Madrid y Barcelona a veces dividen, pero ahora debemos ir todos a una a intentar ganar la Eurocopa", declaró el central que ya piensa en el rival a batir: "Me preocupa poco el lado del cuadro por el que vayamos, aunque evidentemente va a ser más difícil. Nuestros rivales también estarán pensando en el hotel que su camino ahora será más difícil".

 

Ante las cámaras, Piqué mostró su dedo corazón extendido mientras abrazaba al portero David de Gea. Algunos aficionados interpretaron este movimiento, a priori sin intención y fruto de un chasquido con los dedos, como una "peineta" dedicada a los periodistas que intentaron meter cizaña en el buen ambiente que reina en el vestuario de La Roja. 

Un detalle que fue suficiente para disparar los comentarios y extender la crítica a su juego en el campo, fijándose especialmente en que fue su pie el que rozó el balón en el segundo gol de Croacia, lo que hizo mas difícil una parada del guardameta. 

El penalti fallado por Sergio Ramos y el gol de Morata a pase de Silva pasaron a un segundo plano cuando en la repetición de la jugada del segundo gol las cámaras se detuvieron en el ligero toque que desvió la trayectoria del balón hacia la portería de España. 

Los chicos de Vicente del Bosque pasan la ronda como segundos de su grupo y se enfrentarán a Italia en octavos de final el próximo lunes 27 de junio a las 18 horas.  

Comenta esta noticia
Update CMP