22 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¿Despierto sin café? Te decimos cómo

A veces, aunque duermas lo necesario sigues sintiéndote cansada. Te decimos cómo esquivar ese sueño

Aunque hayas dormido las horas necesarias, hay días que el estrés, una jornada de trabajo complicada o los problemas familiares hacen que necesites una taza de café para sentirte en forma. Si quieres sentirte alerta sin recurrir a él, te mostramos varias alternativas para las que solo necesitarás tu mente y tu cuerpo.

 

Descansa la mirada de la pantalla

Mirar a un mismo objetivo durante mucho tiempo, como una pantalla de ordenador, puede lastimarnos los ojos y hacernos luchar por mantenerlos abiertos. Resulta muy útil reducir el resplandor de nuestras pantallas, optando por las LCD; parpadear con frecuencia, corregir la postura; y mirar a un objeto distante cada 20 minutos.

 

No te acomodes

Trata de estar sentado el menor tiempo posible , pero si no tienes otro remedio, evita las posiciones excesivamente cómodas que te puedan provocar ganas de dormir.

 

Come de forma saludable

Unos niveles bajos de azúcar en sangre pueden nublarnos la mente y hacernos sentir mentalmente lentos. Las comidas copiosas producen el mismo efecto debido al consumo energético que se produce cuando hacemos la digestión. Si optamos por tentempiés ligeros que nos aporten nutrientes determinados y grasas buenas lograremos obtener un estímulo natural.

 

Bebe agua

La deshidratación es una enorme succionadora de energía. No te olvides de beber de manera frecuente y de ingerir alrededor de litro y medio a lo largo del día.

 

Sal  al exterior

Si lo que necesitamos es recargar nuestras pilas durante la jornada laboral, un breve contacto con la luz del sol es de gran ayuda. Si no puedes, subir y bajar las escaleras del edificio es una gran manera de mantenerse despierto. Levantarse y moverse también genera endorfinas, unos neurotransmisores que ayudan a aliviar el estrés y la fatiga y aumentan los sentimientos de euforia.

 

Respira profundamente

Los empleados tranquilos y relajados son empleados productivos. Cuando respiramos profundamente transportamos una mayor cantidad de oxígeno a varias partes del cuerpo, lo que aumenta nuestros niveles de energía y ayuda a sentirnos zen.

 

Mastica chicle

Mantener la boca ocupada también parece mantener la mente alerta. Algunos estudios han sugerido que el chicle podría ser una manera efectiva de reducir la somnolencia diurna, quizás esto sea debido a que el acto de masticar aumenta la circulación y activa ciertas regiones del cerebro.

Comenta esta noticia
Update CMP