23 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Calvo intenta enredar al Vaticano con los restos de Franco y acaba en ridículo

La Santa Sede ha emitido un comunicado para desmentir que haya llegado a un acuerdo con el Gobierno para que los restos del dictador no terminen en La Almudena, como afirma la vicepresidenta

El vodevil en torno a los restos de Francisco Franco ha vivido este martes uno de sus episodios más kafkianos, con ridículo incluido del Ejecutivo. 

El mismísimo Vaticano ha tenido que salir a desmentir al Gobierno de Pedro Sánchez después de que la vicepresidenta, Carmen Calvo, presumiera en el Congreso de haber llegado a un acuerdo con la Santa Sede para que el dictador no sea inhumado en la Catedral de La Almudena, como pretende su familia.

El lunes, la número dos del Ejecutivo se trasladó a Roma para entrevistarse con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, y según ella llegaron a tal acuerdo, del que el Arzobispado de Madrid receló inmediatamente, porque no estaba al corriente. 

Pero cómo estar al corriente de algo que no existe. El portavoz del Vaticano, Greg Burke, ha precisado este martes a través de un comunicado que el cardenal Parolin "en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación", aunque vio "oportuna" la solución de explorar otras alternativas al entierro en La Almudena a través del diálogo con la familia.

Y ha remachado, en cualquier caso, que la Santa Sede no tiene nada que objetar a la exhumación de Francisco Franco, si así lo han decidido las autoridades competentes.

El desmentido del Vaticano se ha producido después de que el aliado de Sánchez, Pablo Iglesias, hasta se felicitara en Twitter: 

Comenta esta noticia
Update CMP