23 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El final del "caso máster" pone a Casado en órbita y a Sánchez de los nervios

El PP tiene un presidente que ha sobrevivido al rodillo, un grupo de 134 diputados en el Congreso que funciona como un martillo percutor contra el Gobierno y mayoría absoluta en el Senado.

La decisión de la Fiscalía del Tribunal Supremo de pedir el archivo de la causa por las supuestas irregularidades en el máster de Pablo Casado pilló este viernes al líder del PP en plena reunión con los secretarios generales autonómicos del partido y varios miembros de la dirección.

Por extraño que parezca, Casado no hizo una sola mención a la postura de la Fiscalía delante de sus compañeros, según cuentan a ESdiario. La reunión siguió como si nada. "Nos hemos contagiado de la prudencia de Mariano Rajoy", bromean desde la dirección nacional.  

La misma prudencia que tuvo después el número dos del partido, Teodoro García Egea, al no querer dar por sentado en rueda de prensa que la Sala de Admisiones del Supremo vaya a seguir el criterio de la Fiscalía, como todo parece indicar. 

Lo más que hizo el secretario general de los populares fue pedir a los que han participado en el "linchamiento" -así lo llamó- que "se retracten". Aunque no parece que vayan a ir por ahí el PSOE y Podemos, sobre todo después de escuchar a Íñigo Errejón decir que este movimiento de la Fiscalía no restablece la "credibilidad" de Casado

Pataletas de la oposición aparte, y aunque sin alharacas ni celebraciones, este viernes fue un día muy importante para el presidente del PP. Seguramente el más importante desde que fue elegido en el Congreso extraordinario de julio, porque supone el principio del fin del caso Casado después de cinco meses de tortura

Y supone, además, un inmenso alivio para el partido, cuyos cargos intermedios no están siendo tan comedidos como la cúpula del partido en la celebración (basta ver Twitter). Alivio especialmente para los militantes que confiaron en su palabra y le eligieron para coger el testigo de Mariano Rajoy a pesar de las informaciones periodísticas de Eldiario.es y El País.

La dirección del PP da por hecho que la Sala de Admisiones del Supremo seguirá el criterio de la Fiscalía

En Génova 13 no quieren lanzar las campanas al vuelo, pero dan por hecho que el Supremo desestimará el caso en cuestión de semanas. Y con ello, el plomo en las alas con el que ha volado Casado estos primeros meses de liderazgo, desaparecerá. 

Eso es una pésima noticia para Pedro Sánchez, una de muy difícil digestión. "En todo momento este Gobierno ha dicho que no da órdenes a la Fiscalía", masculló la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa, intentando absurdamente sacar algo bueno de todo esto para el Ejecutivo. 

Así pues, el PP tiene ahora un grupo parlamentario popular en el Congreso de 134 diputados que funciona como un martillo percutor tras cada movimiento del Ejecutivo. Tiene una mayoría absolutísima en el Senado que le permitirá llevar a rastras si hace falta a Sánchez a declarar por su tesis.

Y tiene un líder que sale reforzado después de sobrevivir al rodillo periodístico frente a un presidente al que de momento solo salvan el BOE y el nulo interés de Podemos en que se convoquen elecciones.

Pero todo ello se puede ir al garete si el PP frustra el plan de Sánchez para puentear al Senado y aprobar los Presupuestos. Y en ello van a poner todo su empeño los populares, porque si ya antes a Casado le interesaban elecciones cuanto antes, una vez que se dé carpetazo al caso máster, más. 

Comenta esta noticia
Update CMP