15 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ambiente de funeral en Podemos: el adelanto electoral les lleva al desastre

Irene Montero durante su comparecencia en la sede de Podemos.

Irene Montero durante su comparecencia en la sede de Podemos.

Al partido morado es al que peor le vienen estos comicios, en medio de una crisis gravísima de liderazgo y proyecto. Iglesias ni siquiera ha comparecido para dar la primera reacción.

"Estamos preparados desde hace meses para salir a ganar", afirmó este viernes categórica Irene Montero después del anuncio de Pedro Sánchez de convocar elecciones generales el 28 de abril. 

Pero, por más que Podemos disimule, si hay un partido al que realmente le vienen mal los comicios en este momento es precisamente al de Pablo Iglesias. De ahí que el martes, a la desesperada, él mismo intentara mediar con los independentistas para que no tumbaran los Presupuestos. Por propia supervivencia, más allá de la de Sánchez

 

La portavoz morada en el Congreso hizo un llamamiento a la izquierda del país para que convierta a Podemos en"la fuerza mayoritaria del bloque progresista", porque a su juicio es la vía para conformar un Gobierno que "aplique con contundencia y solidez cambios en la vida de las personas".

Fue ella, Montero, la que asumió la primera reacción de Podemos, con Iglesias de baja por paternidad, que ahora probablemente tendrá que recortar si quiere evitar un desastre mayor. 

El partido llega a estas elecciones totalmente roto, con gravísimos problemas con sus confluencias y en medio de una brutal crisis de liderazgo tras la gestión de la marcha de Íñigo Errejón, que motivó incluso la dimisión del líder de Podemos en Madrid, Ramón Espinar

La crítica situación interna del partido morado es una de las razones que han llevado a Sánchez y a su jefe de gabinete, Iván Redondo, a decantarse por celebrar elecciones cuanto antes.

Y juega otra cosa en contra de Podemos: el socialista va a apelar al voto útil de la izquierda para frenar a lo que este jueves la ministra de Justicia llamó "la derecha trifálica".

Ahí los de Iglesias tienen las de perder, por más que Montero proclamara: Somos la mayor garantía para que las derechas no vuelvan, el diálogo sea real y que se hagan leyes para mejorar la vida de las personas".

Comenta esta noticia
Update CMP